Sentimiento de culpa: cómo afecta a la depresión

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

El propio Sigmund Freud dijo una vez que el excesivo sentimiento de culpa era la clave para comprender la depresión. Sin necesidad de establecer una relación de causa y efecto, depresión y sentimiento de culpa están tan ligados como depresión y tristeza o depresión y angustia.

Las emociones, los sentimientos, la perspectiva vital, la educación recibida, el contexto social, la forma de interactuar en sociedad...todo influye a la hora de conformar nuestro equilibrio emocional. Y se establecen una relaciones mentales a las que es muy difícil acceder. Pero nosotras seguimos profundizando en todos los mecanismos que ponen en marcha una depresión, más que nada para tratar de entenderlos y poder manejarlos de la manera más saludable.

El sentimiento de culpa, ese sentimiento tan característico de la mujer, tan arraigado en nuestra educación, es el culpable, valga la redundancia, de numerosos desequilibrios emocionales, entre ellos la depresión. Y también es el responsable de nuestra incapacidad para ser feliz, nos esconde las ganas de cumplir sueños y pisotea nuestra autoestima y seguridad.

La relación entre el sentimiento de culpa y la depresión

La relación entre el sentimiento de culpa y la depresión se muestra en dos direcciones. Una nos lleva del sentimiento de culpa hasta la depresión como causa y motivo principal de la enfermedad. Es decir, un sentimiento de culpa excesivo puede llegar a alterar nuestra forma de actuar y nuestra forma de ver la realidad de tal forma que nos conduzca a una situación de parálisis o de falta de atrevimiento "por lo que pueda pasar".

En esta situación, no nos atrevemos a hacer cosas, porque seguro que van a salir mal y por nada del mundo queremos sentirnos más culpables de lo que ya nos sentimos. Aquí se mezcla la culpa con el pesimismo y con la falta de autoestima, por lo que se puede intuir que para eliminar este problema vamos a necesitar un tratamiento psicológico.

La otra relación entre el sentimiento de culpa y la depresión, nos presenta al sentimiento de culpa como el principal obstáculo para recuperarnos de una depresión. Un sentimiento que nos impide ver la realidad de la situación, que hace que pensemos que no nos merecemos ser felices, que si estamos enfermas es porque estamos pagando algo que hemos hecho mal.

Cómo evitar el sentimiento de culpa en la depresión

Dado que cuando estamos sufriendo una depresión, nuestra capacidad de análisis y reflexión se ve envenenada por la enfermedad, vamos a necesitar una terapia cognitiva para reeducar nuestro comportamiento y para mejorar nuestras relaciones con el entorno. Pero hay algunas cosas que conviene recordar y repetir en nuestra mente hasta que se queden grabadas sin que ningún trastorno emocional pueda empañarlas.

- Una depresión no es un castigo por algo que has hecho mal.

- Todos cometemos errores y no debemos fustigarnos por ellos. Rectificar, si es posible y aprender.

- Una muerte de un ser querido en ningún momento es culpa tuya.

- Sufrir una enfermedad grave no es culpa tuya.

- Atravesar una mala situación económica no es culpa tuya.

- Te mereces ser feliz. Te mereces superar la depresión.