EMDR, la mejor terapia para superar el trastorno de estrés postraumático

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

El EMDR es uno de los tratamientos psicológicos más eficaces para tratar los problemas de ansiedad. Son las siglas en inglés de Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares porque su base es precisamente el movimiento ocular y sus efectos sobre los recuerdos traumáticos o conflictivos.

Si bien esta terapia del EMDR surgió como respuesta a aquellos trastornos de estrés postraumático, su eficacia se ha comprobado también para los casos de ansiedad generalizada, de fobia social o incluso adicciones. Te presentamos el EMDR, uno de los mejores tratamientos para la ansiedad.

Qué es el EMDR

Fue en 1987 cuando la psicóloga norteamericana Francine Saphiro observó que ciertos movimientos oculares podían reducir la angustia y el nerviosismo. Creó un grupo de trabajo con ex combatientes de la guerra de Vietnam y con personas que habían sido víctimas de abuso sexual. Los resultados fueron contundentes en cuanto a la mejoría, pero hasta ese momento, el EMDR se centraba únicamente en el trastorno de estrés postraumático.

Sería más tarde cuando este tipo de psicoterapia se aplicaría a otros trastornos de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada, las fobias específicas o la fobia social, además de mostrarse también muy eficaz en los casos de duelo por la muerte de seres queridos y para determinados trastornos de la personalidad. El secreto del EMDR es que se consigue aislar en la mente el trauma o la preocupación, para luego ir procesándola hasta convertirla en una experiencia con la que podemos convivir eliminando toda la carta negativa de ansiedad y angustia.

Evidentemente se trata de una terapia que no podemos hacer nosotras solas, sino que debemos ponernos en manos de un psicólogo experto en EMDR. Una de las ventajas de esta psicoterapia es que suele ser mucho más breve que otros tratamientos psicológicos. Normalmente bastarán una 10 sesiones, aunque lógicamente dependerá de cómo de arraigada esté la experiencia traumática en nuestra mente.

Cómo es una sesión de EMDR

Una terapia de EMDR comienza con el psicólogo preguntando acerca del trauma en concreto. Para ayudar a identificar el problema y despojarle de toda la carga negativa de los recuerdos, el psicólogo estimula a la persona de forma visual, es decir, indicándole que mueva los ojos de una forma determinada. Aunque la estimulación también puede ser auditiva, escuchando sonidos alternativamente en cada oído o kinestésica, con suaves toques en las manos o en los hombros. Toda esta estimulación lo que consigue es reducir el peso emocional de los recuerdos.

Los siguientes pasos después de esta estimulación son los que guardan más parecido con otras terapias psicológicas, ya que se orientan a transformar los pensamientos negativos que producen la ansiedad. En el caso del trastorno de estrés postraumático no se busca olvidar el trauma, sino aprender a convivir con él. En todo caso, tomamos nota de la EMDR como un tratamiento más a considerar en nuestra lucha contra la ansiedad.

Puedes leer más artículos similares a EMDR, la mejor terapia para superar el trastorno de estrés postraumático, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: