Complejo de fumadora: lucha contra el tabaco no contra los demás

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Los complejos sociales surgen de la presión que el entorno social ejerce sobre nuestro comportamiento, sobre nuestra forma de vida o sobre las decisiones que tomamos con respecto a nosotras mismas. El complejo de fumadora es uno de los complejos más frecuentes ahora que fumar no es políticamente correcto. En nuestro diccionario de complejos te ayudamos a superar el complejo de fumadora.

Cómo superar el complejo de fumadora

Erase una vez un mundo en el que fumar era la tendencia más cool. Casi todo el mundo fumaba, mujeres, hombres, personas mayores, jóvenes y casi niños vivían con un eterno cigarrillo en la boca. Luego vinieron los médicos a hablar mal del cigarrillo. Y a los médicos les siguieron las autoridades sanitarias tratando de desterrar el tabaco de los sitios públicos y de los privados también. Y con la prohibición apareció este curioso complejo que tiene una única solución.

Desde que hace unas décadas los fumadores se convirtieran en un peligro público, ese sencillo pero malsano hábito de encender un cigarrillo se ha convertido en una ofensa. El complejo de fumadora afecta más a las mujeres, siempre más susceptibles a atormentarse por la opinión de los demás. Este complejo social de fumadora lo sufren cada vez más mujeres que ven cómo mucha gente se baja del tren de los fumadores para convertirse en incansables runners y predicadores de la vida sana.

Fumar ya no está de moda. Pero lo único que debería preocuparte si sufres este complejo de fumadora es que fumar es perjudicial para la salud. Y sin embargo, en el complejo entran preocupaciones de otro tipo más cercanas a los complejos físicos que al tema de la salud. Dientes manchados, aliento a cenicero, el olor a tabaco del pelo, de la ropa....

La forma de superar este complejo de fumadora pasa por reflexionar si se trata de un complejo que surge porque te sientes inferior o débil por no poder dejar de fumar o porque realmente te acompleja, no tanto fumar, como las consecuencias físicas y evidentes que conlleva el tabaco. Y después de esa reflexión, podemos asegurar que solo hay una forma de terminar con este complejo y es dejar de fumar.

Puedes leer más artículos similares a Complejo de fumadora: lucha contra el tabaco no contra los demás, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.