5 consejos para un año 2015 sin complejos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Si miras con envidia a esas personas que viven sin complejos de ningún tipo, que van a su aire, que viven la vida a su manera y que además se sienten bien consigo mismas, has de saber que tú también puedes conseguirlo. Para dejar de ser una acomplejada, nada mejor que seguir nuestros consejos para un año sin complejos.

Para qué sirven los complejos

Los diferentes tipos de complejos tienen una utilidad: machacar tu autoestima. Probablemente no estés tan gorda como piensas, ni tienes la nariz tan grande y seguramente nadie se fija en ese lunar del cuello que tanto te acompleja. Las personas que te quieren te quieren por cómo eres por dentro y si por casualidad se acerca alguien a ti solamente por tu físico, ten en cuenta que esa persona no te interesa.

Es cierto que algunos complejos psicológicos requieren ayuda especializada para superarlos, pero la gran mayoría de ellos dependen de ti, de la seguridad que tengas en ti misma, de cuánto te gustes y de las ganas que tengas de ser feliz. Todas podemos vivir sin complejos. Todas debemos vivir sin complejos porque es la única forma de disfrutar más, de reír más y de amar más.

Consejos para vivir sin complejos

1 Renovarse. Algunos complejos físicos tienen fácil solución con un poco de empeño por tu parte. Se puede adelgazar, engordar, disimular, maquillar y mil verbos más que consigan renovarte y llegar a esa imagen que quieres.

2 Aceptarse. Pero lo cierto es que el mejor modo de superar cualquier complejo es la aceptación. ¿Tan terrible es que tengas los brazos flácidos, esa celulitis que no te abandona o los mullidos michelines? No, no es tan terrible.

3 Opinión. Muchos complejos son producto de la falta de independencia y de criterio propio. Si tienes un complejo de culo grande es porque te preocupa la opinión de los demás, no porque resulte un problema. Así que aprende a tomar distancia de los demás y modifica únicamente aquellos rasgos que te disgustan a ti, no a los demás.

4 Potencia. También puedes eliminar complejos potenciando tus cualidades. Todas las personas son un compendio de virtudes y defectos y el secreto está no solo en aceptar los defectos, sino en potenciar las virtudes. Busca tus virtudes porque seguro que son infinitas.

5 Esencia. Por más que la publicidad se empeñe en enseñarnos cuerpos supuestamente perfectos, la esencia de una persona se encuentra en su interior. Dedica todos tus esfuerzos a tu belleza interior y verás cómo se transmite a tu aspecto físico.

Puedes leer más artículos similares a 5 consejos para un año 2015 sin complejos, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.