Los 5 tipos de autoestima y cómo reforzarlos

La autoestima tiene diferentes variantes y casi todas hay que reforzarlas

Los diferentes tipos de autoestima

A vueltas con la autoestima, le daremos las que haga falta porque se trata de la herramienta fundamental para ser feliz. Nuestra autoestima, además, la tenemos dentro y la podemos desarrollar y cuidar desde dentro, no hay que comprarla, ni pedirla, ni dejarla en manos de otra persona. Es solo nuestra. Pero no hay una sola autoestima, sino que hay 5 tipos. Descubre los tipos de autoestima y cómo reforzarlas para sentirte mejor.

Cómo reforzar los distintos tipos de autoestima

1 Autoestima alta y estable

Es la autoestima ideal, la que todos deseamos. Una persona con una autoestima alta es una persona segura de sí misma, pero no prepotente. Es también una persona que confía en sus posibilidades y que tiene una percepción de sí misma realista pero bondadosa. Se ve a ella misma con positividad y generosidad.

La persona con la autoestima alta y estable no se deja influenciar ni por la opinión de los demás ni por los avatares de la vida. Las circunstancias negativas que forman parte inevitable de la vida no impactan en su autoestima y por eso sabe cómo resolver los problemas.

Cómo reforzar tu autoestima

2 Autoestima alta e inestable

Al ver la autoestima alta, puede parecer que también es ideal este tipo de autoestima, pero no lo es. La autoestima alta e inestable es más inestable que alta y por eso el exterior afecta demasiado al interior. Las personas con este tipo de autoestima son muy sensibles a los fracasos, que los desestabilizan.

En cierta forma, se trata de una autoestima alta irreal, ya que cualquier factor externo puede desencadenar que se sientan inseguros y poco válidos. Pero no lo van a reconocer. Generalmente las personas con autoestima alta e inestable suelen reaccionar de forma negativa, violenta y con cierto complejo de superioridad ante los avatares de la vida.

Esta autoestima hay que reforzarla continuamente, pero estaría bien ir a la misma base para construir unos cimientos más sólidos. El hecho de no reconocer cómo afecta el exterior es el principal problema que hay que atajar.

3 Autoestima baja y estable

A las personas con autoestima baja y estable les parece imposible moverse hacia arriba. Son personas inseguras, con poca capacidad para decidir y con una perspectiva de sí mismas muy negativa. Y es tan estable que es inamovible, lo que implica un gran peligro. Su poca flexibilidad con ellos mismos es lo que hace que su autoestima no pueda mejorar.

Pero hay que hacer el esfuerzo, porque siempre estás a tiempo de mejorar tu autoestima, de centrarte en ti mismo, de hacer un ejercicio de introspección para encontrar todas esas virtudes que tienes (todos tenemos) y potenciarlas. Y poco a poco, cuando consigas creer más en ti mismo, verás cómo la influencia de la opinión de los demás se hace más débil.

La importancia de cuidar tu autoestima

4 Autoestima baja e inestable

La autoestima baja e inestable es muy frecuente en personas muy sensibles. Son personas que creen poco en sí mismas, pero que además se hunden ante las circunstancias externas negativas. Pensar que tienen mala suerte en la vida o que todo lo malo les ocurre a ellos es característico de los que tienen la autoestima baja e inestable.

Porque cuando las cosas van bien, notan cierta mejoría, se un poco más capaces de actuar y de sentirse bien, sin llegar a tener la autoestima alta. En estos casos, la mejor forma de reforzar la autoestima es aprender a centrarse en uno mismo, a que las circunstancias adversas no definan la percepción que tienen de ellos mismos.

5 Autoestima inflada

La autoestima inflada es cada vez más frecuente. La gente se ha dado cuenta de lo importante que es cuidar su autoestima y lo que hacen es un proceso completamente irreal o imaginario que nada tiene que ver con el estado real de su autoestima. A simple vista parece que tienen la autoestima alta, incluso pueden destacar por su arrogancia, pero la realidad es otra.

Estas personas tienen que lidiar internamente con una autoestima baja que disimulan constantemente en sus relaciones. Es, sin duda, agotador. La única manera de salir de esta situación es tomar contacto con la realidad, hacer un ejercicio de introspección con toda la honestidad y volver al mundo de las autoestimas más altas o más bajas pero reales.

Y tú, ¿con qué tipo de autoestima te identificas?

Laura Sánchez  •  jueves, 12 de julio de 2018

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • 10 palabras que significan autoestima

    10 palabras que significan autoestima

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x