¿Tienes las cejas muy gruesas? Sigue la moda sin complejos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Muchos de los complejos físicos que sufrimos son rasgos del rostro imposibles de ocultar o disimular. La importancia de las cejas es vital para darle expresión a la cara, así que muchas personas viven acomplejadas por sus cejas. Descubre en nuestro diccionario de complejos cómo superar el complejo de cejas gruesas.

La importancia de las cejas para el rostro

Podemos entender perfectamente este complejo físico por la forma o el grosor de las cejas, ya que estamos ante uno de los rasgos claves del rostro. Las cejas imprimen la expresión al rostro. Por eso, unas cejas demasiado depiladas pueden restarnos naturalidad y unas cejas demasiado gruesas pueden imprimir dureza en la expresión.

También es cierto que lo de las cejas está sujeto a las tendencias. Si hasta hace algunos años se llevaban las cenas finas y más bien escasas, hoy lo que se lleva es lo contrario, unas cejas gruesas con estilo natural. Se trata de una moda que ya siguen muchas celebrities. Pero nosotras no somos celebrities y muchas veces nos dejamos superar por complejos de todo tipo.

Cómo superar el complejo de cejas gruesas

Si no te resulta demasiado convincente que las cejas gruesas están de moda, puedes intentar superar tu complejo de cejas a base de una buena autoestima. Que las cejas definan tu expresión del rostro, no quiere decir que te definan como persona. Así que no te agobies tanto por las apariencias porque lo que más importa es el interior.

Si tampoco te convence este razonamiento o prefieres que tus cejas gruesas pasen desapercibidas, solo te queda recurrir a la depilación. Ahora bien, hay que tener mucho cuidado con la depilación de las cejas, ya que un paso en falso y tu expresión cambiará totalmente. Lo mejor es ponerte en manos de un profesional la primera vez que quieras depilar tus cejas.

Las cejas gruesas se depilan únicamente por la parte inferior. Si además se arquean dibujando una especie de triángulo, la sensación será la de unas cejas más finas y definidas. En cualquier caso, deja que la primera vez lo haga un profesional de la estética y más tarde ya podrás ocuparte tú misma de los retoques.