Ketamina, la droga que cura la depresión

Marta Valle

La depresión no es solo una enfermedad psicológica difícil de diagnosticar sino que también resulta una problemática que puede extenderse en el tiempo, sin atisbos de grandes mejorías, debido a los escasos recursos con los que cuentan los especialistas a la hora de abordar los síntomas de las pacientes. Esta situación puede llegar a ser revertida gracias a un estudio publicado por un grupo de científicos de la Universidad de Oxford en el que afirman que la ketamina -muy popular tanto en la medicina veterinaria como en la creación de drogas de diseño- produce un efecto muy positivo en tan solo unas horas de tratamiento.

Curar la depresión mediante el uso de ketamina

Según los investigadores británicos, la clave del éxito de la ketamina reside en el recorrido que realiza esta sustancia hasta llegar al cerebro, ya que su función antidepresiva puede atacar los trastornos relacionados con esta enfermedad desde más ángulos consiguiendo, por ello, una mayor eficacia. Hay que tener en cuenta que existían muchas reservas hacia su utilización puesto que el clorhidrato de ketamina es también un potente alucinógeno que, hasta la fecha, ha sido utilizada especialmente como tranquilizante para caballos.

Otro de los inconvenientes con los que podría contar la puesta a la venta de un producto como la ketamina con fines médicos es su popularidad como droga de diseño, ya que supone una fuerte competencia tanto del éxtasis como de la cocaína en ambientes lúdicos como discotecas o clubs de baile. Sin embargo, pese a todos estos potenciales impedimentos, los ensayos clínicos realizados con esta sustancia han demostrado que en un entorno en el que las dosis han sido controladas por médicos, el 30% de las pacientes de depresión han superado la enfermedad en un periodo que ha oscilado entre las tres y las veinticuatro semanas.

Los científicos encargados del estudio se centran ahora en intentar aplacar los posibles efectos secundarios que podría tener el uso de la ketamina en las pacientes de depresión. Las consecuencias negativas a nivel neurológico o la potencial adicción a esta sustancia suponen las mayores preocupaciones para este grupo de investigadores científicos.  

Puedes leer más artículos similares a Ketamina, la droga que cura la depresión, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.