Telemedicina para superar la depresión

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Las circunstancias particulares que rodean a cada persona pueden determinar también su calidad de vida. Personas dependientes que no pueden desplazarse por sí mismas, personas que viven en zonas de difícil acceso, personas con trastornos emocionales que no se atreven a salir a la calle...A todas estas personas se dirige la telemedicina, que ha supuesto todo un acierto en el tratamiento de numerosas enfermedades, entre ellas, la depresión. Las ventajas de la telemedicina para tratar la depresión.

Qué es la telemedicina

La telemedicina, o la medicina a distancia, o la eSalud es un concepto novedoso que viene a suplir algunas carencias de los sistemas sanitarios habituales. No todas las personas pueden desplazarse hasta la consulta de un especialista, algunos incluso tienen dificultad para conseguir atención primaria de forma física. Así se presenta la telemedicina, como un recurso sanitario más accesible a todos.

Lógicamente hay dolencias que requieren un tratamiento cara a cara, pero la telemedicina puede abarcar desde el diagnóstico hasta el seguimiento de forma efectiva, rápida y más cómoda tanto para pacientes como para médicos. Más de una vez habrás considerado innecesario pasarte una mañana entera esperando en la consulta médica para una revisión del tratamiento que no requeriría contacto físico.

La telemedicina para la depresión

En el caso de los trastornos emocionales, la telemedicina ha resultado ser un aliado eficaz. Muchos pacientes con depresión se ven incapaces de salir de casa, no tienen fuerza para acudir a la consulta y su tratamiento no puede llevar el seguimiento adecuado. Además, a través de la telemedicina se consiguen resultados más rápidamente ya que las citas con el especialista pueden ser menos espaciadas.

Supone toda una revolución a nivel médico y social el hecho de que a través de medios telemáticos o utilizando las nuevas tecnologías, un paciente que sufre depresión pueda sentirse más arropado y más seguro respecto al tratamiento que está siguiendo. Las propuestas de la telemedicina para tratar la depresión incluyen una terapia cognitivo conductual posible gracias a las nuevas tecnologías, así como videoconferencias informando de los avances del tratamiento.

Por el momento, la telemedicina no está demasiado extendida, pero intuimos que se trata de uno de los mejores medios para reactivar la calidad del sistema sanitario y para dar una atención de calidad a todas las personas, independientemente de sus circunstancias.

Puedes leer más artículos similares a Telemedicina para superar la depresión, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.