Di adiós al estrés y comienza el día con buen pie

Andrea Collantes

Nuestro día a día puede ocasionarnos momentos de estrés, sin embargo una buena planificación de lo que tenemos que hacer durante el día nos puede ayudar a disminuir los niveles de estrés y a hacer que a la larga no se convierta en un problema.

Desde que nos levantamos, las exigencias de nuestro entorno requieren que estemos al 100% de nuestra activación: levantar y preparar a los niños, organizar la casa, llegar a tiempo al trabajo… son algunas de las situaciones que nos generan agobio y tensión.

Cómo actúa el estrés en nuestro día a día

En muchas ocasiones, al levantarnos y hacer un repaso mental de todas las tareas que tenemos que realizar a lo largo del día, nos genera malestar y estrés. Como consecuencia de ello, muchas personas tienden a tener una actitud negativa y el día a día puede conllevar un esfuerzo más grande de lo habitual.

Generalmente, esta forma de enfrentar la rutina diaria, es característica de personas con depresión o con otro problema relacionado con el estado de ánimo, que hace que los días sean vistos cuesta arriba desde primera hora de la mañana.

Más allá de aquellas personas con problemas psicológicos, todo el mundo se ha levantado alguna vez con la sensación de que no puede enfrentar las exigencias del día y por ello una conducta frecuente es posponer las obligaciones, convirtiéndose en un círculo vicioso, ya que tendemos a acumular las obligaciones, lo que deriva en mayor estrés.

Por otro lado, este estrés a la hora de enfrentar el día está muchas veces relacionado con la poca importancia que, por falta de tiempo, solemos dar a realizar actividades que nos apetecen y que amortiguan el estrés diario.

Para ello, buscar una forma de organización en la que haya cabida para las obligaciones y actividades lúdicas, es fundamental para comenzar el día con buen pie.