¿Cuáles son los síntomas del estrés? Diagnóstico físico y psíquico

Andrea Collantes

El estrés es uno de los grandes enemigos a los que nos enfrentamos en nuestra vida. Si dejamos que se apodere de ella, antes de que nos demos cuenta padeceremos ciertos síntomas que nos jugarán malas pasadas en nuestro día a día e incluso consecuencias irreversibles a largo plazo.

Síntomas del estrés

El estrés puede manifestarse  mediante distintos síntomas según la persona o las situaciones a las que nos enfrentemos. Asimismo, la intensidad o la frecuencia pueden variar.

A nivel físico, puede afectar a nuestro cuerpo haciendo que notemos cualquiera de los siguientes síntomas:

- Frecuencia cardiaca acelerada o irregular.

- Respiración alterada, dificultad para respirar o dolor en el pecho.

- Excesiva sudoración.

- Fuertes dolores de cabeza, mareos o temblores.

- Dolor estomacal.

- Deseo fuerte de orinar.

- Tensión muscular que deriva en contracturas y dolor de espalda.

 A nivel psíquico, se pueden derivar del estrés distintos síntomas por los que nuestra mente puede verse alterada:

- Cambios de humor, tensión, irritabilidad y mal carácter.

- Dificultad de concentración y toma de decisiones.

- Alteraciones del sueño y cansancio excesivo.

- Preocupación excesiva

- Disminución de la memoria y lentitud de pensamiento.

- Miedo o pánico que puede llegar a paralizanos.

- Actitudes violentas.

- Depresion, tristeza, pensamiento catastrófico y ganas de llorar.

Estos síntomas pueden dar lugar distintas conductas, reacciones y actitudes anormales e inusuales en nuestra persona como un aumento o disminución de la comida, beber o fumar con mayor frecuencia, movimientos nerviosos, problemas sexuales, alteración de carácter, tics nerviosos, entre otros, que a la larga nos pasarán factura.