Duelo por la pérdida de un ser querido: supera el estrés del sufrimiento

Andrea Collantes

La pérdida de un ser querido es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos a lo largo de nuestra vida. Cuando esto ocurre, se producen gran cantidad de intensos sentimientos: tristeza, dolor, soledad, confusión, frustración..., los cuales debemos enfrentar para poder superar esa pérdida y continuar con nuestra vida.

El proceso de aceptación y adaptación emocional que experimentamos cuando se produce esta pérdida se conoce como duelo. El dolor, sufrimiento, su recuerdo y llorar es parte del proceso normal de reacción ante una pérdida.

La duración del periodo de duelo depende de una serie de factores y por ello no está definido si no que puede durar meses o incluso un año. Durante este tiempo apoyarnos en nuestros seres queridos, hablar sobre la pérdida y aceptar nuestros sentimientos son estrategias de gran ayuda para direccionar nuestra vida de nuevo.

Síntomas del estrés por duelo y tratamiento

Durante este proceso de duelo, nuestro cuerpo se enfrenta a una situación de estrés que lo debilita.

Experimentamos distintos síntomas que se asocian al estrés por duelo como son alteraciones en el sueño, alteraciones cardiacas, disminución de la sociabilidad, sentimientos de enfado, pérdida de apetito o incluso, en el peor de los casos, deseos de morir.

Todo ello puede poner en peligro nuestra salud y derivar en cuadros de ansiedad y depresión. Por ello, es recomendable que si experimenta estos síntomas con frecuencia, acuda a un profesional que ayudará a lidiar con nuestros sentimientos.

El tiempo lo cura todo pero, si además contamos con el apoyo de un profesional que entienda nuestro dolor, nos apoye y nos ayude a lidiar con ello, el camino a la recuperación no será tan cuesta arriba.