Controla tu ira al soñar con sadismo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Puede que entre dentro de la categoría de sueños eróticos pero sin duda también de la de las pesadillas. Soñar con sadismo es un sueño que no deja indiferente a nadie y que invita a infinidad de preguntas y dudas. ¿Qué pasa en tu cabeza para tener este sueño? Descubre en nuestro diccionario de sueños todos los significados de soñar con sadismo.

La violencia implícita en tus sueños con sadismo

Causar un dolor físico o mental a otra persona o ser vivo, hacerle daño y disfrutar con ello es lo que se considera sadismo y puede estar refiriéndose al ámbito sexual o no. La interpretación de este sueño con sadismo indica mucha ira contenida, deseos de venganza o el deseo de canalizar la frustración que te producen algunas personas de tu entorno por medio de la humillación.

Si en tu sueño eres tú la que está dañando a otra persona es porque estás viviendo un momento muy negativo. Tal vez un complejo de inferioridad te está provocando la rabia al pensar que los demás te ningunean y quieres vengarte. En estos casos es frecuente que tu subconsciente te presente el sadismo como herramienta para cambiar la situación, pero recuerda que la violencia nunca es la solución.

Más complicada resulta la interpretación de esos sueños eróticos en los que aparece el sadismo porque hacen referencia a tu posición en las relaciones sentimentales. Lógicamente el amor no se consigue por medio de la humillación, pero el control sobre una persona sí. Reflexiona si tu deseo es que tu pareja esté contigo porque te ama o porque te teme. O viceversa, dependiendo de quién sea el sádico en tus sueños.

Hay que tener mucho cuidado con no obsesionarse cuando se tienen este tipo de sueños en el que los protagonistas son las prácticas sádicas, sean sexuales o no, la violencia, los golpes o las peleas porque no son sueños premonitorios. Pero sí es cierto que soñar con sadismo u otro tipo de sueños que impliquen violencia no reflejan precisamente el equilibrio emocional o la tranquilidad vital.