Por qué a veces no recordamos los sueños

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hay noches que los sueños parecen tan reales que es como si los estuviéramos viviendo en lugar de soñarlos. Sin embargo, hay otras noches que no recordamos los sueños. Nos despertamos y no recordamos nada, como si no hubiéramos soñado nada. Nos planteamos por qué no recordamos los sueños en nuestro diccionario de sueños.

El motivo por el que no recuerdas lo que sueñas

Hay personas que sueñan todas las noches o, más bien, personas que recuerdan sus sueños. Porque parece ser que soñar, soñamos todos y todas las noches, otra cosa es que lo recordemos al despertar. Hay teorías que apuntan a que algunas veces no recordamos los sueños porque su significado no tiene ninguna importancia para nosotros.

Incluso hay quien piensa que si no recordamos el sueño es porque no podríamos manejar su interpretación, especialmente en los sueños angustiosos o pesadillas. Encontramos teorías para todos los gustos en esta llamada amnesia del sueño, incluso Sigmund Freud propuso su teoría al respecto, en la misma línea que sus interpretaciones. Que no recordamos los sueños porque los reprimimos.

Sin embargo, la ciencia llega para poner un poco de orden en estos sueños que no recordamos y el motivo es sencillo. Soñamos cuando dormimos, por lo que nuestros procesos cognitivos cambian, están más relajados. Si en mitad de la noche tenemos pequeños despertares, aunque no seamos muy conscientes de ello, es cuando podemos recordar lo soñado.

Esas noches en las que dormimos muy profundamente, esas noches en las que de verdad logramos descansar, son las noches que no conseguimos recordar lo que hemos soñado porque no nos hemos despertado ninguna vez. Por más que nos guste interpretar los sueños, la falta de ellos tampoco supone un problema que nos deba preocupar.