Soñar con caricias: tu necesidad de cariño

Un sueño que habla de cariño, de amor y de cercanía

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Seguro que muchas veces has soñado con el amor, con tu pareja o con besar a alguien. Son sueños para que los disfrutes, pero también para que comprendas el mensaje que tu subconsciente te quiere enviar. Soñar con caricias es un sueño que habla de cariño, de amor y de cercanía pero, ¿porque lo tienes o porque te falta? Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar con caricias.

Por qué sueñas con caricias

Tu sueño parece muy real, tanto que puedes sentir el contacto de la piel de la otra persona. Es un sueño de caricias, es un sueño de amor, pero puede que su significado no sea todo lo positivo que esperas. Todo depende de las sensaciones que tengas en el sueño y también de quién está acariciando. ¿Eres tú la que da la caricia o alguien te acaricia?

+ Puede en que el sueño alguien te acaricie porque te sientes vulnerable y necesites sentirte protegida y querida. Las emociones en este caso son claras, porque te sientes feliz de tener a alguien a tu lado que te regale unas caricias que demuestran todo su cariño. Pero aún queda cierta inquietud, ¿verdad? Tu pareja puede transmitirte todo su cariño, pero tendrás que ser tú la que se haga cada día más fuerte y menos vulnerable.

+ También puede ser que en el sueño seas tú la que das las caricias. Como cuando das un beso, acariciar a alguien es una muestra de cariño. Y ahora toca preguntarse: ¿sabes expresar tus sentimientos en tu vida real o solo lo haces en sueños? Tal vez el sueño con caricias es solo una idea para que pongas en práctica al despertar.

+ En cualquier caso, los sueños con caricias hablan de cariño. Si es porque eres una persona cariñosa y protectora con los tuyos o si es porque estás falta de cariño te lo indicarán las sensaciones que tengas a lo largo del sueño. Y cuando despiertes, no te olvides de regalar una caricia a tu novio, a tu familia o incluso a tus amigas, porque el cariño es algo que necesitamos todos.