Soñar con libélulas: vuelve a ser joven

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Muchos sueños contienen nuestros deseos más irrealizables. Es el caso de soñar con libélulas, un sueño que habla de sentirte joven otra vez, de ilusiones y que viene rodeado de magia y fantasía. Descubre en nuestro diccionario de sueños todos los significados relacionados de soñar con libélulas.

La magia de soñar con libélulas

La mayoría de las veces que soñamos con animales debemos recurrir al simbolismo de cada animal para encontrar el significado del sueño. Las libélulas son unos insectos que se diferencian del resto de los de su especie por no causar rechazo, sino por inspirar ilusiones, deseos, magia y vitalidad. Todo es posible si sueñas con libélulas.

Este de las libélulas es también un sueño de fantasía en el que caben las más diversas interpretaciones. Pero en líneas generales las libélulas en sueñas hablan de tu estado de ánimo actual, de la vitalidad que sientes, de la creatividad que está empezando a aflorar y de las ilusiones que mantienes. Sabes que la magia la creas tú misma y estás dispuesta a inventar tu mundo ideal.

La juventud también se ve reflejada en la interpretación de este sueño con libélulas. Te mantienes joven mientras mantienes la ilusión por tus sueños, mientras te sientes con fuerzas para lograr lo imposible y mientras aún crees que tus deseos pueden hacerse realidad. Esa inocencia de cuando eras joven y creías que la vida te iba a deparar toda suerte de maravillas es la que te proporciona tu sueño con libélulas.

Si no te identificas con este momento de ilusión y confianza en la vida, si no estás atravesando tu mejor etapa en la vida, puede que las libélulas vengan para anunciarte el cambio. Los cambios siempre son a mejor, siempre se puede volver a empezar de otra manera. Siempre se pueden recuperar los sueños, eso es lo que las libélulas te recuerdan en tu sueño.

Puedes leer más artículos similares a Soñar con libélulas: vuelve a ser joven, en la categoría de Significado de los sueños en Diario Femenino.