Cómo frenar la timidez con nuestro propio cuerpo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

La timidez provocada por los complejos físicos afecta especialmente a las mujeres que se sienten más presionadas para estar siempre impecables. Los complejos por supuestos defectos físicos conducen a una timidez que debemos vencer cuanto antes, porque cuanto más seguras estemos de nuestro propio cuerpo y de nosotras mismas, antes podremos empezar a disfrutar más de la vida.

Los complejos del cuerpo de las personas tímidas

Una de las principales causas de la timidez es el complejo físico. Muchas personas viven acomplejadas, especialmente las mujeres, por estar demasiado gordas, por la celulitis, por tener poco pecho, o demasiado, por las varices...por un sinfín de supuestos defectos físicos que las llevan a comportarse con inhibiciones en muchos ámbitos de la vida.

Debemos vencer cuanto antes las inseguridades que nos produce el propio cuerpo. No se trata de no tener en cuenta el cuerpo ya que, al fin y al cabo, es el envase en el que vivimos, pero tampoco tenemos que vivir sujetas al canon de belleza imperante. Los defectos físicos no dejan de ser una cuestión de lo más relativa, así que es hora de empezar a sentirnos seguras por dentro y por fuera.

Pero sentirnos más seguras con nuestro cuerpo, sentirnos más cómodas en nuestra propia piel no es algo que podamos hacer si antes no mejoramos la autoestima y establecemos prioridades. ¿Tu cuerpo te define o es tu personalidad? Tú eliges y la elección es sencilla, pero no siempre somos lo suficientemente fuertes como para mostrarnos a los demás.

Se trata en todo caso de una cuestión de independencia, de no vivir sujetas a las opiniones de los demás y de ser capaces de discernir por nosotras mismas si todo eso que no nos gusta de nuestro cuerpo es una cuestión personal o es por influencia del entorno. El objetivo siempre será gustarte a ti misma porque en ese momento serás capaz de gustar a los demás.

Puedes leer más artículos similares a Cómo frenar la timidez con nuestro propio cuerpo, en la categoría de Timidez en Diario Femenino.