9 causas más comunes de los calambres en las piernas

Qué son los calambres y cómo evitarlos

calambres en las piernas

A quién no le ha pasado que está en la cama recién levantado, estira todo su cuerpo para desperezarse y, de repente, se le pone un dolor agudo e intenso en la pierna. En principio no es grave, es un calambre en la pierna que tiene una duración muy corta, de apenas uno o dos minutos, pero que puede ser bastante incómodo para nuestro día a día e influirnos en actividades tan comunes como el sueño o el ejercicio. 

¿Por qué aparcen los calambres en las piernas? 

La alimentación, como en otros aspectos de la vida, es un elemento importante a la hora de mantener a raya los calambres, pero también influyen otros factores como el descanso o padecer enfermedadades como la tiroides. A continuación te damos más razones de por qué podrías estar experimentando ese intenso y agudo dolor en las piernas. Y, recuerda, si persiste en el tiempo, acude a un especialista para que te examine. 

Calambres por deshidratación 

Si habitualmente practicas deporte sin importarte la época del año, habrás notado que los calambres suelen aparecer más en meses con buen tiempo. Con el calor, necesitamos beber mucho más agua, pero hay veces que no le damos a nuestro cuerpo todo el líquido que nos pide. 

Carencia de sodio, magnesio, potasio o calcio 

Si estás baja de sodio, magnesio, potasio o calcio y sufres habitualmente calambres.... debes rehacer tu dieta para incluir productos que contengan estas sustancias, como las bebidas deportivas o alimentos como los plátanos, las nueces, las espinacas o el yogurt

Embarazo

Durante el segundo y tercer mes de embarazo es muy probable que la mujer tenga habitualmente calambres y esto va muy ligado con los dos anteriores puntos: hay que estar muy hidratada durante esta etapa de la vida y tomar mucho magnesio. 

Ejercicio sin control

Tanto antes como después de hacer ejecicio es primordial realizar alguna tabla de estiramientos, pero también hay que tener cuidado con sobrecargar nuestro cuerpo con mucho ejercicio, sobre todo si se está empezando. Siempre hay que ir poco a poco. 

Hipotiroidismo

Las personas con hipotiroidismo producen poca hormona tiroidea, lo que se puede traducir en un entumecimiento u hormigueo de los músculos, pero también en calambres. Aún así, te aconsejamos que siempre revises tu alimentación por si el problema pudiera venir por falta de algún mineral o, incluso, por una deshidración. 

Diabetes

Al igual que les ocurre a las personas que sufren hipotiroidismo, aquellas que padecen diabetes del tipo 2 pueden experimentar hormigueo o calambres en los músculos porque los nervios no funcionan bien. 

Cansancio

Llegas a casa después de haber estado todo el día de un algo para otro. Estás completamente agotada y tu cansancio se puede manifestar en calambres nocturnos que te impiden dormir bien. Y esto está relacionado con otras de las razones que hemos comentado: el músculo ha perdido muchos nutrientes, se ha deshidratado, no ha descansado...

¿De pie o sentado? 

Ni una cosa ni otra, habría que intentar encontrar un término medio, aunque sabemos que en algunos trabajos es difícil conseguirlo. Si este crees que es el motivo de tus calambres, tiene fácil solución. Si ves que pasas mucho tiempo sentada, intentar levantarte de vez en cuando; pero, si por el contrario, tu trabajo es de estar todo el día de pie, busca pequeños momentos para que tus músculos descansen. 

Medicamentos

¿Estás actualmente con algún tratamiento, por ejemplo, para la presión arterial, la osteoporosis o la anemia? Por su composición, algunos de estos medicamentos pueden ser la causa de que estés padeciendo este tipo de dolencias. 

Lidia Nieto  •  jueves, 3 de agosto de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x