Cuando te falta el aire: recupera el aliento

María José Roldán Prieto

Cuando falta el aire

Cuando falta el aire se tienen dificultades para respirar, que pueden variar desde la falta de aliento, el ser incapaz para tomar una respiración profunda, la falta de aire o sentir que no se está recibiendo suficiente aire –sensación de asfixia-.

Tener problemas respiratorios es algo bastante común, pero hay que saber por qué ocurre exactamente y así poder abordarlo, esto sólo te lo podrá decir tu médico. Siempre que te sientas que te falta el aire deberás acudir a tu centro de salud, excepto si sientes que te falta el aire por realizar una actividad normal como cuando se realiza ejercicio.

Qué hacer cuanto te falta el aire

Son muchas las causas que pueden hacer que te falte el aire o que tengas problemas respiratorios, pero los más comunes son: la anemia, el asma, estar en gran altura, tener un coágulo de sangre en el pulmón, enfermedades pulmonares, ataque a corazón, enfermedades del corazón, lesión en el cuello, pared torácica o pulmones, reacciones alérgicas, cáncer de pulmón o que se ha trasladado a los pulmones, líquido en los pulmones, infecciones respiratorias, etc.

Los síntomas cuando falta el aire normalmente son: tener los labios, los dedos y las uñas azulados, el pecho se mueve de forma inusual al respirar, dolor en el pecho, confusión, mareos, debilidad o somnolencia, tos, fiebre, silibancias, voz apagada, inflamación de la lengua, etc.

Si tú u otra persona está teniendo dificultad para respirar deberás llamar inmediatamente al número de emergencias y después se deberá comprobar que se tiene pulso y si es necesario se puede comenzar con una reanimación cardiopulmonar, ayuda a la persona a utilizar el medicamento que pueda tener preescrito –como un inhalador para el asma u oxígeno-, controla la respiración de la persona y el pulso hasta que lleguen los médicos. Si la persona deja de tener silibancias no asumas que está bien y sigue esperando la atención médica. Si hay heridas abiertas en el cuello o el pecho deben ser cerradas de inmediato, sobre todo si existen burbujas de aire en la herida.

En cambio, si la falta de aire es a causa del ejercicio, será necesario que te sientes, que tomes aire profundo, lentamente y que descanses. Será importante que no vuelvas a hacer ejercicio hasta que te encuentres con energía de nuevo, quizá debas esperar al día siguiente.

Puedes leer más artículos similares a Cuando te falta el aire: recupera el aliento, en la categoría de Salud en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: