Descubre cómo usar propóleo o própolis para tratar resfriados

Tiene propiedades antimicrobianas, antioxidantes, antiulcerosas y antitumorales

Beatriz Martínez

 Própolis o propóleo propiedades

El própolis o propóleo es una mezcla natural de resina cérea que obtienen las abejas directamente de las yemas de los árboles al combinar su propia saliva y la cera con sustancias exudadas que recogen de los brotes de los árboles. Es empleada para cubrir las paredes de la colmena manteniéndola a su vez libre de bacterias.

¿Sabías que una colonia de abejas tan solo fabrica entre 150 a 200 gramos de propóleo al año? ¿Y que en humanos tiene propiedades antisépticas, antivirales y antiinflamatorias? Te contamos todos los beneficios del própolis o propóleo para nuestra salud.

Qué es el própolis o propóleo

El própolis o propóleo está compuesto de resinas, flavonoides, sales minerales y aceites esenciales, era usado en el antiguo Egipto por sus principales propiedades: la fungicida y la antiséptica. Y es que esta sustancia sirve para tratar resfriados, problemas dérmicos o trastornos estomacales.

Esta sustancia verdaderamente terapéutica, no solo protege las colmenas de los intrusos, sino que también puede tratar todo tipo de afecciones de salud no deseadas. El propóleo tiene propiedades antimicrobianas, antioxidantes, antiulcerosas y antitumorales. 

Propóleo o própolis para tratar resfriados

Própolis o propóleo propiedades

+ Ayuda a combatir el cáncer

El propóleo tiene propiedades antitumorales y anticancerígenas. Hay alrededor de 300 estudios científicos que se centran en el propóleo y el tratamiento del cáncer. Los científicos creen en la capacidad del propóleo o própolis para prevenir el desarrollo del cáncer tanto en animales como en cultivos de células humanas.

Los extractos de propóleos muestran actividades anticancerígenas, por lo que se puede considerar como un agente de obtención natural extremadamente útil en el tratamiento del cáncer.

+ Ayuda el sistema respiratorio

Este producto fabricado por abejas, es excelente para curar resfriados, gripes y cualquier afección de garganta gracias a sus propiedades antibióticas y antivirales.

+ Ayuda a mejorar problemas digestivos

Própolis o propóleo

El própolis ayuda a combatir la bacteria Helicobacter pylori, causante de úlceras gástricas, a su vez, reduce las molestias provocadas por la gastritis y la enfermedad de Crohn. Es recomendada también en casos de diarreas leves o problemas intestinales comunes.

+ Protege la dermis

Es empleado para eliminar acné, dermatitis, sabañones, escaras, llagas y piel atópica. Sus resultados son excelentes en tan solo unos días.

+ Cuida tu zona íntima

El própolis o propóleo trata patologías femeninas como la cándida vaginal, ayuda también a aliviar picores e inflamaciones vaginales. Para uso, se debe hacer lavados suaves con própolis diluido en agua tibia.

La ndida o candidiasis es una infección causada un hongo, siendo el tipo más común de infección por hongos que se encuentra en la boca, el tracto intestinal y la vagina, puede afectar a la piel y otras membranas mucosas. El própolis o propóleo de abeja contiene una gran actividad antifúngica para tratar este tipo de patologías. Se ha analizado también los efectos positivos de la administración de suplementos de propóleo en mujeres con infertilidad y endometriosis leve.

Tenemos pues, que el própolis o propóleo es un complemento idóneo para desarrollar la resistencia natural del cuerpo frente infecciones víricas y bacterianas.

Cómo tomar el própolis

Has de saber que lo puedes conseguir en forma de extracto, aceites, cápsulas y cremas. Si buscas solucionar problemas como el dolor de garganta, entonces necesitas un aerosol de propóleo. Si está buscando utilizar propóleo externa o tópicamente, puedes comprar crema de propóleo.

La dosis interna recomendada de propóleo de abeja es de 500 miligramos una o dos veces al día. No te olvides de leer siempre las instrucciones del producto.