Dolor de garganta por anginas o amígdalas: causas, diagnóstico y tratamiento

¿Por qué se produce la amigdalitis y cómo solucionarlo?

Silvia Bernadó

Dolor de garganta por anginas o amígdalas: causas, diagnóstico y tratamiento

El dolor de garganta por anginas es también conocido como amigdalitis y se trata de una inflamación de las amígdalas, conocidas popularmente por anginas. Se trata de una dolencia habitual que causa distintas molestias en la garganta, además de otros síntomas. Te contamos cuáles son sus causas y el tratamiento más adecuado. 

Causas de la inflamación de las anginas o amígdalas

Las amígdalas se encuentran situadas en nuestra faringe, justo al final de la boca, a ambos lados de la campanilla. Éstas, tienen la función de proteger la faringe de los microorganismos que pudieran acceder a ella. Cuando se hinchan o inflaman, es por consecuencia de una bacteria o un virus, como por ejemplo, el virus de la gripe.

Según la bacteria o virus que ataque nuestras amígdalas, se tratará de una simple inflamación o de una infección más grave.

Síntomas de las anginas o amigdalitis

Si tu dolor de garganta corresponde a una amigdalitis, puedes presentar alguno o más de los siguientes síntomas: 

+ Dificultad y molestias para tragar

+ Pérdida de la voz

+ Dolor de oído

+ Procesos febriles

+ Escalofríos

+ Dolor de cabeza

+ Sensibilidad en la mandíbula y la garganta

+ Dolor de garganta prolongado hasta más de 48 horas

¿Por qué se produce el dolor de garganta por anginas?

Tratamiento de las anginas o amígdalas

Si tienes amigdalitis pero tus amígdalas no presentan otros problemas, tu médico puede no recetarte nada. En caso de que éstas presenten signos más graves de infección, el médico te recetará antibióticos, antitérmicos en caso de tener fiebre y posiblemente antiinflamatorios.

Además de los fármacos, es aconsejable:

+ Hacer gárgaras de agua con sal.

+ Beber abundantes líquidos, fríos o tibios, nunca calientes.

+ Chupar algo frío ayudará a rebajar la inflamación.

+ Comer alimentos blandos y evitar los picantes.

Una vez más, te recomendamos ir al médico para que busque el tratamiento más adecuado para tus molestias. De esta forma te asegurarás de que tu caso está supervisado por un profesional de la salud.