Remedios caseros para las heridas en la lengua

Marta Valle

Remedios caseros para la lengua

Aparte de ser profundamente dolorosas, las mordeduras, tanto en la lengua como en el tejido interior de las mejillas, suelen sangrar de una forma bastante profusa, cuando no ciertamente escandalosa. Aunque lo peor viene después, ya que tener que lidiar con las continuas molestias que nos provoca la introducción de los alimentos y de las bebidas que necesitamos para pasar el día puede convertirse en una tarea ardua a la par que dolorosa. Te presentamos algunos remedios caseros para aliviar esta anomalía con la mayor rapidez que nos sea posible.

Aliviar las mordeduras en la lengua con remedios caseros

Un remedio casero muy simple y sencillo de preparar consiste en aplicar hielo directamente en la zona dolorida, inmediatamente después de que se haya producido la herida. Hay que tener en cuenta que este remedio sólo es solvente en aquellas ocasiones en las que se haya producido una mordedura menor, en casos más graves resulta necesario acudir a un médico de urgencias, especialmente si la hemorragia no se detiene. Suele ocurrir, además, que a los niños no les suele atraer la idea de tener un contacto frío en la boca, por lo que, para estas ocasiones, podemos preparar cubitos de hielo coloreados y edulcorados de forma artificial.

Otro remedio casero para aliviar rápidamente las molestias provocadas por las heridas en la lengua consiste en realizar una suerte de enjuague bucal a base de agua oxigenada. Para ello, tenemos que poner en un vaso la misma cantidad de agua que de peróxido de hidrógeno y, posteriormente, enjuagar bien la boca, poniendo especial énfasis en la zona de la que se deriven las molestias. Es importante que no tragues esta combinación y que repitas el procedimiento con agua limpia.

Por último, cabe aconsejar que la mejor alternativa casera a cualquier problemática que pueda afectar a la lengua pasa por disponer una higiene bucal completa, intentando cepillar los dientes después de cada comida y hacer gárgaras con un buen enjuague bucal antiséptico que ayude a eliminar el exceso de bacterias y gérmenes.