Remedios caseros para erradicar un herpes

Marta Valle

Una vez que hemos sido contagiadas y se ha desarrollado un herpes en la boca, tenemos que cuidar muy bien de la zona para disponer del menor dolor posible a la par que evitar que se propague y se extienda en el tiempo. Los síntomas de la aparición de esta anomalía son muy claros: sensación de ardor en los labios, inflamación del área que circunda la boca, hormigueo en la boca y desarrollo de una suerte de llagas o ampollas con mal aspecto y rellenas de un líquido amarillento. Las molestias generadas por estos herpes son fácilmente combatibles a través de remedios caseros.

Remedios caseros para hacer frente a un herpes

Parece ser que productos lácteos como la misma leche o el yogur contienen sustancias que ayudan a mitigar la acción del virus del herpes. Por ello pueden servir como remedios caseros para eliminar la acción de esta anomalía ya sea ingiriéndolos o aplicándolos directamente sobre el área afectada a modo de emulsión. La acción del yogur en este sentido puede verse potenciada si añadimos una pizca de sal ya que lograremos que se seque mucho más rápido de lo normal.

El aloe vera supone otro gran remedio casero para combatir el virus labial del herpes -así como cualquier otra anomalía relacionada con la piel-. Aplicar esta sustancia directamente en la zona afectada conseguirá que notemos alivio y mejoría, además de reducir el molesto escozor. También podemos dejar actuar sobre el herpes una bolsa de té recién preparado, propiciando que se combata la infección de una forma más eficiente.

Tanto en farmacias como en tiendas naturistas podemos adquirir un remedio muy efectivo contra el herpes como es la violeta de genciana. Esta sustancia es muy efectiva como cicatrizante pudiendo ser aplicada mediante el uso de un pequeño bastoncillo de algodón. Su acción antiséptica logrará secar el herpes de forma progresiva, rápida y efectiva. Podemos hallar otro truco casero en la mezcla de la pulpa de un tomate verde con una cucharada de bicarbonato de sodio, con la que conseguiremos una especie de crema que podremos aplicar dos veces al día en la infección.