Correr o andar, ¿qué es mejor?

El 6% de las muertes registradas a nivel mundial se debe a una inactividad física

Napoleón Fernandez

correr o andar

Muchas personas se preguntan si los entrenamientos fuertes ocasionales son mejores para la salud que la actividad diaria de bajo nivel, es decir, ¿qué es mejor para nuestro organismo: correr o andar? Una reciente investigación de la Asociación Estadounidense del Corazón sugiere que no importa qué actividad se lleve a cabo, porque ya se trate de una clase intensa de spinning dos veces por semana o simplemente de una caminata de media hora todos los días, los beneficios que se obtienen de ambos para el cerebro son similares: reduce los síntomas de depresión y ansiedad, aumenta la autoestima o mejora la concrentación... A pesar de estas ventajas para el organismo, existen importantes diferencias entre correr y andar

Correr versus andar 

Correr a velocidad reducida o andar rapido (no pasear) resulta mucho más beneficioso que correr a mayor velocidad o, por supuesto, estarse sentado en casa sin hacer nada.

caminar o andar, beneficios

Caminar es una actividad al alcance del todo mundo, independientemente de la edad que se tenga y con menos limitaciones que el correr. Por ejemplo, una persona operada de cadera puede andar con ayuda de bastones, pero en cambio no puede correr. Lo mismo ocurre con las mujeres que tienen problemas de incontinencia uriana o debilidad en el suelo pélvico: las actividades de alto impacto como el running ponen en riesgo la musculatura pélvica; por no hablar de las recomendaciones que muchos médicos dan a sus pacientes recién operados de corazón, que acaban de sufrir un infarto o que tienen diabetes: caminar para regular los niveles de glucosa. 

Según un estudio de la American Heart Association, si comparamos los efectos que el correr o andar tiene sobre nuestro cuerpo se extrae que caminar reduce en un 3% más el riesgo de hipertensión que correr; si hablamos de diabetes correr baja su riesgo en un 12,1% frente a un 1,3% de caminar; en el caso de querer perder peso, correr quema más del doble de calorías por minuto que caminar (si tu objetivo es lucir body el próximo verano en la playa o la piscina, ¡apúntate al running!). 

Las tres grandes ventajas de caminar 

Caminar tiene tres ventajas más sobre el correr

1 Al andar existen menos posibilidades de sufrir una lesión, porque los músculos sufren menos al ser una actividad de menor impacto y se requiere, también, de menos preparación física. 

2 Caminar se puede realizar en grupo. Hasta aquí se parece al correr, pero al andar puedes establecer una comunicación con la otra persona que te acompaña. 

3 Cuando corres, tienes una meta y un objetivo, y vas lanzado a llegar a ese fin. En cambio, cuando andas puedes dedicarte a observar el paisaje, a sentir y a percebir lo que el entorno te ofrece. Es una experiencia donde los sentimientos tienen un papel importante. 

Peligros de llevar una vida sedentaria 

peligros de la vida sedentaria

"Por tu salud, muévete". Este slogan acuñado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de los peligros del sedentarismo en la población actual. Al menos un 60% de la población mundial no realiza ninguna actividad física necesaria para conseguir beneficios positivas para la salud. Además, de esta inactividad física, se derivan otros problemas como el riesgo de sufrir una enfermedad cardiaca, diabetes, depresión o posibilidades de padecer cáncer de mamá o de colón. 

Para evitar cualquier contratiempo en nuestra salud es "obligatorio" realizar algo de ejercicio, aunque sea poco: desde subir y bajar las escaleras del metro o de la oficina, pasando por someterse a una clase de kickboxing hasta volver a casa andando desde el trabajo. ¡Todo serán beneficios para tu cuerpo y para tu cerebro! 

Correr o caminar, lo importante es hacer ejercicio y que dicha actividad esté adaptada a tus condiciones. Así que apaga la televisión, deja el móvil encima de la mesa, cálzate tus deportivas y... ¡sal a la calle!