Espasmos antes de dormir: ¿Por qué suceden?

Estas sacudidas nocturnas no son perjudiciales para la salud

Tamara Sánchez

Espasmos antes de dormir: ¿Por qué suceden?

Seguro que alguna vez te ha pasado: Estás en la cama dispuesta a dormir y de repente, cuando ya estás a puntito de entrar en la fase del sueño, notas como tu cuerpo se mueve de forma involuntaria causándote una sensación de caída al vacío. No te preocupes, no eres la única que ha sufrido o sufre esta especie de espasmos antes de dormir. Se conocen como espasmos nocturnos o mioclónicos y tienen una razón científica que a continuación te vamos a explicar. ¡Muy atenta!

Por qué tenemos espasmos antes de dormir

Los espasmos antes de dormir en realidad se llaman sacudidas mioclónicas, sacudidas hípnicas o mioclonías del sueño. Se tratan de unos movimientos muy rápidos y bruscos que suceden de manera involuntaria durante la hipnagogia. La hipnagogia es esa fase en la que nuestro cuerpo está entrando en el sueño, pero todavía no está dormido, es decir, esa zona difuminada entre el sueño y la vigilia.

A pesar de que es algo muy común que le sucede a muchísimas personas, en el mundo científico todavía no se ha llegado a un acuerdo sobre cuáles son las causas exactas que provocan este tipo de espasmos al dormir. Sin embargo, sí existen una serie de teorías bastante aceptadas sobre su verdadero origen:

+ Los espasmos involuntarios se producen casi siempre en las fases tempranas del sueño, es decir, cuando ya estamos adormilados y preparados para viajar al “mundo de los sueños”. En esta fase nuestras constantes vitales decaen (nuestro pulso cardíaco y nuestro ritmo respiratorio comienzan a descender) y es en este punto cuando nuestro cerebro trata de diferenciar entre la muerte física y el sueño, enviando un impulso nervioso a una de nuestras extremidades para comprobar que tiene respuesta. Acto seguido a esto se produce esa característica sacudida que nos puede llegar a mover únicamente una pierna o un brazo o hacernos saltar de la cama moviéndonos todo el cuerpo.

+ Otras veces, este movimiento puede ser la simple reacción ante un sueño en el que soñamos que nos estamos cayendo. El cerebro interpreta esa caída y manda señales a todos nuestros músculos para que reaccionen ante ella.

+ La última de las teorías, muy relacionada con las anteriores, defiende que los espasmos antes de dormir son un recuerdo de nuestro pasado de simio. Antiguamente, cuando los simios dormían en la copa de los árboles, su cuerpo estaba preparado para reaccionar con un espasmo ante la mínima posibilidad de caída. Esto provocaba que se despertasen, se recolocaran y evitaran así la caída desde el árbol.

¿Es normal que nos den espasmos antes de dormir?

Sí, es normal y no te tienes que alarmar si alguna vez te pasa. Por lo general, todo el mundo experimenta uno de estos espasmos en algún momento de su vida. De hecho, es mucho más habitual de lo que la gente cree. Concretamente, algunos estudios han determinado que el porcentaje de personas que lo padecen ronda el 70%. Además, estas sacudidas nocturnas son mucho más frecuentes en niños pequeños que en adultos.

En un principio, esta cifra puede parecer alarmante, pero no tiene por qué serlo ya que estos espasmos no son perjudiciales ni nocivos para la salud. Lo único negativo es que pueden llegar a ser molestos y dificultar el descanso si alguien los padece frecuentemente y se despierta cada vez que sufre uno de ellos.