Cómo dormir para perder peso sin darte cuenta

La mejor postura para dormir y adelgazar mientras descansas

Napoleón Fernandez

Cómo dormir para perder peso

Los científios han descubierto que cuando no dormimos bien por la noche, nos desvelamos mucho o le dedicamos pocas horas al sueño nuestro cuerpo comieza a producir una hormona que activa la sensación de hambre. ¿Nunca te ha pasado que las noches que no descansas bien te despiertas con mucha hambre? Esta es la razón. 

Mientras dormimos, otra hormona (somatropin) también se activa, acelerando la quema de grasa subcutánea y, en consecuencia, la pérdida peso. Lo que pasa es que cuanto más cansados estamos, más ganas de comer tenemos. De ahí que si queremos perder peso, lo primero que tenemos que hacer es dormir bien.

Algunos estudios, además, aseguran que quemamos tres veces más grasas cuando dormimos que cuando simplemente nos tumbamos para descansar, así que no tiengas miedo de echarte la siesta en pijama y con la persiana bajada. Otros estudios dicen que las personas que duermen menos de 7 horas al día pierden músculo, mientras que las que lo hacen unas 8 horas eliminan grasa.  

Mejor postura para dormir y perder peso 

Cómo dormir para perder peso sin darte cuenta

La postura al dormir es muy importante para tener dulces sueños. Pero, ¿cuál es la mejor postura para tener un sueño reparador que nos permita afrontar el día con energía y nos ayude, de paso, a perder peso?

+ Si dormimos en posición horizonal y hacia arriba, aumentamos la circulación sanguínea, lo que facilitará que se eliminen más líquidos Además, al no tener el contacto de la cara con las semanas, retrasaremos la aparición de arrugas, reduciremos los reflujos y se prevendrá el dolor de espalda y de cuello. 

+ La peor postura para dormir es colocarse boca abajo, sobre nuestro estómago, porque esto dificulta la digestión, y es perjudicial para nuestro pecho.

+ En cuanto a dormir de lado es la mejor postura para las embarazadas y si queremos reducir los ronquidos. 

+ Si además de perder peso, nuestro objetivo es intentar ir poco a poco diciendo adiós a la piel de naranja, lo mejor es dormir con las piernas un poco más elevadas que la cabeza. Esto lo podrás lograr con ayuda de un cojín que coloques al final de tu cama.

Otros trucos para dormir bien y perder peso 

Si ya has tomado nota de cuál es la mejor postura para dormir y perder peso, ahora intenta poner en práctica los siguientes consejos y tu objetivo de quitarte esos kilos de más estará más cerca: 

cómo dormir para perder peso

+ Momento de la cena

Intenta sentarte a la mesa dos horas antes de irte a la cama e ingerir verduras o platos ligeros con proteínas. No es nada recomendable el consumo de hidratos de carbono, alcochol, sustancias con cafeína, azucar o sal retienen líquidos o acumulan mucha grasa. 

+ Ejercicio

Evita realizar una actividad física muy fuerte y agresiva y sustituye los ejercicios aeróbicos por alguna actividad más suave como el yoga o la respiración. Esto hará que tu cuerpo y tu mente se vayan relajando. También puedes tomar un baño o escuchar un poco de música clásica. Lo importante es evitar el estrés a esas horas, porque te desviará de tu propósito. 

+ Desconexión total

Cuando decidas irte a dormir, hazlo sola. Y no nos referimos a que dejes a tu marido/pareja en el sofá, sino a que bajo ningún concepto vayas acompañada de tu móvil o tableta. ¿Sabías que el wifi te altera el sueño? Si utilizas el móvil como despertador, déjalo en la mesilla pero quita la conexión de datos y, por otro lado, baja la luz de la pantalla para que no te despierte.

+ Ropa cómoda

Para que la conciliación del sueño sea más fácil es importante que tú estés cómoda. Por eso es necesario desmaquillarse los ojos, seleccionar un pijama holgado y utlizar sábanas o edredones adecuados. 

+ Preparar el cuarto

No solo debes preparar a tu cuerpo y a tu mente para dormir bien, sino también a tu cuarto. Comprueba la temperatura (ni demasiado fría ni demasiado caliente) e intenta que sea menor de 19 grados y así conseguirás quemar un 7% de calorías más que si duermes con más calor. Además, baja bien las persianas para que la luz no te desvele. 

+ ¿Qué beber antes de acostarse?

Hay que irse a la cama bien hidratado, pero como sabemos que no es cuestión de estar despertándose cada hora porque te entran unas ganas horribles de ir al baño, es mejor beber agua por el día y, antes de acostarse, tomar una infusión que te ayude a estar más relajada y, de paso a eliminar toxinas. Te recomendamos manzanilla, tila, menta, hierbaluisa, lavanda o valeriana.

+ La importancia de la rutina para dormir

Al cuerpo y a la mente hay que educarles, por eso es importante acostumbrarles a irse siempre a la misma hora a dormir. Si lo consigues, verás que caes rendida enseguida. Pero si algún día te metes en la cama y notas que no paras de dar vueltas y ya han pasado más de diez minutos, levántate, haz algunas respiraciones o lee un libro y vuelve a intentarlo. 

¿Estás preparada para ser la nueva Bella Durmiente y tener sueños agradables?