Las castañas, un excelente alimento contra el estreñimiento

Descubre las propiedades de las castañas y cómo cocinarlas

Beatriz Martínez

Castañas

El otoño está a la vuelta de la esquina y qué mejor que anticiparse a él hablando de las propiedades y los beneficios de las castañas, ¿sabías que es un tipo de fruto seco rico en hidratos de carbono y con muy pocas grasas?

Los beneficios de incluir las castañas en tu dieta

+ Los frutos secos, y más en concreto las castañas, son altamente recomendables ya que son fáciles de digerir, proporcionan mucha energía y además son deliciosas, por lo que no dejes de tomarlas más aún cuando el sol empiece a perder su protagonismo y los días de otoño se dejen ver.

+ Son excelentes para tratar problemas de estómago como gastritis o úlceras; tip extra: consúmelas hervidas, conseguirás que sus propiedades demulcentes aumenten.

+ Son ricas en vitaminas, minerales, hierro y potasio; además ayudan a mejorar el rendimiento físico y mental.

+ Su alto contenido en fibra hace de ellas un alimento ideal contra el estreñimiento, además de ser muy útil en dietas de adelgazamiento por su efecto saciante.

Las ventajas de consumir castañas

Si aún no te hemos convencido de la importancia de tomar este alimento, has de saber también que es un fruto bajo en grasas debido a la gran cantidad de agua que posee en su interior.

+ Las castañas, al ser altas en hidratos de carbono, nos proporcionan una fuente idónea de energía saludable y equilibrada. Si te estás preguntando si engordan, la respuesta es no. Los carbohidratos son absorbidos por el organismo de forma lenta, lo que supone que no tendrás sensación de hambre durante más tiempo.

Consejos para comprar castañas

+ Seguro que ya te habrás dado cuenta de que en el mercado hay muchos tipos de castañas, ¿cómo elegir la mejor? Muy sencillo, ya sea si las vas a comprar frescas, asadas, en botes o congeladas, fíjate en que la piel o la parte externa esté brillante, una señal inequívoca de calidad.

+ Para conservarlas de la mejor manera posible, guárdalas en un lugar fresco y seco; si bien ya están peladas o cocidas, las puedes dejar unos días en la nevera, eso sí, no las metas nunca en bolsas de plástico, ya que se pueden deteriorar.

Cómo cocinar las castañas

+ Hay cientos de formas y recetas para hacer con este rico alimento, la más común suele ser hacerlas asadas, o bien cocidas, en este caso, sí debes retirar por completo la piel.

+ Puedes añadirlas como complemento de un primer o un segundo plato: quedan genial con la carne y el pescado.

+  Eso por no hablar de los postres: quizás una compota de pera con castañas asadas o unas cuantas castañas cocidas con leche y canela... ¿Has probado a hacer una mermelada de castañas? Se nos hace la boca agua con solo pensarlo.

No lo olvides, el otoño es el mejor momento para tomar castañas e incluso para disfrutar de una jornada de campo recogiéndolas tú misma en compañía de los tuyos.