Lavarse las manos con agua caliente, peligroso hábito para la salud

Otras malas costumbres que están perjudicando a tu organismo

Napoleón Fernandez

Lavarse las manos con agua caliente, peligroso hábito para la salud

Lavarse las manos con agua caliente, utilizar una bolsa de plástico varias veces o guardar el móvil en el bolsillo son gestos inocentes que realizamos a diario, pero que si no se toman las medidas oportunas pueden convertirse en hábitos peligrosos para la salud, ya que resultan antihigénicos. ¿Sabías, por ejemplo, que un fregadero mojado es más peligroso que un asiento de inodoro o que los secadores de aire para las manos son propagadores de cientos de bacterias? 

Algunos estudios dicen que la temperatura del agua no influye en la eliminación de gérmenes, pero sí que es cierto que lavarse las manos con agua caliente puede producir irritación y dermatitis. El tiempo de lavado también es importante. Si quieres realmente limpiar bien tus manos, cinco segundos no es suficiente, déjalas bajo el agua y frótalas, al menos, durante 30 segundos. Te asegurarás de haber matado todo tipo de bacterias. 

Los 6 hábitos más peligrosos para tu salud

1 Guardar el móvil en el bolsillo

El peligro de lavarse las manos con agua caliente para tu salud  

El bosillo de tu pantalón es el lugar perfecto para guardar el móvil, ¿verdad? Resulta muy cómodo porque lo tienes a mano por si te llega algún whatsapp o si estás esperando una llamada importante, pero no es del todo higiénico, ya que es un poderoso transmisor de gérmenes. Un dato: un teléfono es 10 veces más sucio que un asiento de inodoro. A partir de ahora, guárdalo en un estuche y pasa sobre él una toallita húmeda a diario para limpiarlo de posibles bacterias. 

2 Cortar vegetales y carne en la misma tabla 

¿Cuántas tablas de cortar comida tienes en la cocina? Probablemente y, como el resto de mortales, una pero quizás después de leer lo que te tenemos que contar pienses en adquirir alguna más. Es muy peligroso para tu salud cortar la carne en la misma tabla que preparas los ingredientes para tu ensalada. ¿La razón? Si haces primero la carne, la tabla puede quedarse impregnada de salmonela y campylobacter, dos de las sustancias más comunes de intoxicación alimentaria. 

3 Descongelar comida a temperatura ambiente

descongelar comida, peligroso hábito para la salud

Muchas veces, por las prisas, sacamos algo del congelador y, en lugar de meterlo en el frigorífio para que se vaya descongelando poco a poco, lo dejamos en la mesa de la cocina. ¿Conoces las consecuencias de ese acto? Si hay alguna bacteria o germen cercano, esta se puede impregnar en el alimento y contaminarlo. 

4 Entrenar maquillada 

Antes de entrar en la sala de musculación de tu gimnasio o meterte en una clase de spinning, ¡desmaquíllate! No lo dejes para el momento posterior de la ducha. Tu piel, cuando haces ejercicio, necesita respirar y tener los poros abiertos. Si vas maquillada, no podrá hacerlo y, como consecuencia, pueden aparecer problemas en tu rostro. 

5 Usar una bolsa para la comida más de una vez 

peligroso hábito para la salud

Vas al supermercado con tu bolsa de plástico que el día anterior utilizaste para colocar los filetes de ternera que compraste en la carnicería. ¡Error! Una bolsa usada más de una vez contiene un montón de gérmenes que pueden dañar, sobre todo, alimentos como las frutas y la verduras. La solución, una bolsa por cada uso, o lavar esa misma cada vez que la emplees. 

6 Cada cuánto lavar guantes y bufandas 

Guantes, bufandas, gorros... En invierno hay un montón de complementos que deberíamos, según los especialistas, lavar cada una o dos semanas porque se trata de prendas que transmiten un montón de virus y que están en contínuo contacto con partes de nuestro cuerpo tan sensibles como la nariz, los ojos o la boca.