Cómo cuidar los pies para la primavera

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Llega la primavera y empezamos a pensar en la operación bikini, una operación que debería incluir también los pies. Nos hemos propuesto lucir unos pies bonitos y que dejen de ser los grandes olvidados de nuestro cuerpo y por eso tenemos unas pautas básicas del cuidado de los pies en primavera.

Cómo cuidar los pies en primavera

A punto de desempolvar las sandalias, nos damos cuenta de que tal vez nos hayamos olvidado un poco de nuestros pies durante el invierno y su aspecto no es el que desearíamos. La operación bikini también es para conseguir unos pies cuidados y bonitos y para ello hay que seguir algunos pasos básicos.

1 Limpieza. Además de la ducha diaria, los pies requieren una limpieza especial con un baño dedicado a ellos solos. Un baño de agua con sal todas la noches reducirá la sensación de pies cansados y nos ayudará tenerlos en mejor estado. Hay que tener mucho cuidado de secarlos muy bien después del baño.

2 Uñas. Las uñas de los pies son un lugar especialmente proclive a sufrir algunos problemas. Desde hongos en las uñas hasta las dolorosas uñas encarnadas, muchos de los problemas se pueden solucionar con un corte recto de las uñas de los pies y el uso de un calzado adecuado.

3 Pedicura. La pedicura mantiene los pies bonitos y sanos, por eso podemos optar por una pedicura profesional de cara a la primavera y ocuparnos después nosotras mismas. La moda también es para la pedicura de los pies, así que podemos adelantar la llegada del verano con uno diseño de uñas original y trendy.

4 Exfoliación. Uno de los cuidados básicos de los pies es la exfoliación, algo que podemos hacer con algún remedio casero. El azúcar mezclado con la miel es uno de los mejores exfoliantes que nos dejará los pies suaves y sin durezas. Si además lo acompaños de la piedra pómez, el resultado será espectacular.

5 Hidratación. Tampoco podemos olvidarnos de la hidratación de los pies. Si nos aplicamos crema hidratante todos los días en el rostro y en el resto del cuerpo, debemos hacer lo mismo con nuestros pies. Si además aplicamos una vez a la semana una mascarilla de aguacate y yogur, nuestros pies se verán aún más sanos.

6 Olor. Uno de los problemas más frecuentes es el mal olor de los pies, algo que podemos resolver de cara a la primavera rociando con un poco de polvos talco los pies después de la ducha diaria. Con esto evitaremos la excesiva sudoración y que los pies se queden húmedos.

7 Descalza. Caminar descalza por la arena de la playa o por un parque es un ejercicio que nos aporta innumerables beneficios no solo a nivel estético y del cuidado de los pies, sino también a nivel emocional. La medicina tradicional china afirma que la salud de una persona empieza por los pies y caminar descalza evita los pies hinchados y favorece la circulación de la sangre por todo el cuerpo.

8 Masaje. En la misma idea de que los pies deberían ser el principio de todos nuestros cuidados, no podemos olvidarnos de darnos un masaje diario en los pies después del baño. Este masaje relaja, favorece la circulación y alivia el dolor de pies, especialmente si lo hacemos con aceite de árbol de té, uno de los mejores aliados de nuestros pies.

Puedes leer más artículos similares a Cómo cuidar los pies para la primavera, en la categoría de Pies en Diario Femenino.