Por qué es bueno comer ajo a diario

Evita gripes y resfriados y previene el cáncer

Beatriz Martínez

Por qué es bueno comer ajo a diario

Mejora las funciones del páncreas y el hígado, facilita la digestión, ayuda a absorber los nutrientes de los alimentos consumidos, optimiza la circulación de la sangre y es un antibiótico natural excelente. ¿Todo esto con solo tomar un poco de ajo al día? Sí, y aún hay más. Se acabó eso de pensar que el ajo solo vale para ahuyentar a los vampiros.

¿Sabías que el ajo era un remedio medicinal muy usado en la antigüedad? Y no tan en la antigüedad, seguro que recuerdas a tu abuela tomando una rica sopa de ajo, y es que es una planta herbácea de lo más completa, ¿no te lo crees? Lee, lee...

Los beneficios para la salud de tomar ajo a diario

1 Previene el cáncer

Beneficios ajo

Los compuestos que se encuentran en el ajo, como la alicina, el ajoeno y el trisulfuro, pueden ayudar a prevenir el cáncer, ya que dichos elementos inhiben el crecimiento de las células tumorales. Además de disminuir el crecimiento y matar las células cancerosas, el ajo puede ayudar a protegernos contra el cáncer, mejorando la desintoxicación celular y trabajando como antioxidante.

2 Es un antibiótico natural muy eficaz

Cura leves infecciones, evita gripes, refriados y demás enfermedades respiratorias comunes y refuerza el sistema inmunológico. ¿Por qué? Pues porque, como ya te hemos dicho antes, el ajo es un antibiótico natural excelente. Tan solo tienes que incluirlo en tu cocina diaria.

3 Combate el resfriado común

El ajo es conocido por aumentar la función del sistema inmune. Un reciente estudio daba a conocer que tomar ajo a diario, aunque tan solo fuera un diente, reduce el número de resfriados de media que sufre la población durante el otoño y el invierno. 

4 Reduce el colesterol malo

Propiedades ajo

La Fundación Española del Corazón recomienda incluir el ajo en la dieta para reducir el colesterol malo, como remedio depurativo y como método antibacteriano. Además, son varias las investigaciones que respaldan que tomar ajo de manera frecuente reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

5 Muchos nutrientes y pocas calorías

El ajo también contiene pequeñas cantidades de nutrientes esenciales para el organismo, tales como vitaminas, magnesio y fibra. De hecho, contiene un poco de casi todo lo que necesitamos. Otra ventaja extra: las calorías son mínimas.

6 El ajo mejora la salud ósea

Algunos estudios han demostrado que se puede minimizar la pérdida ósea aumentando el consumo de ajo. Uno de dichos estudios se centró en mujeres menopáusicas. Se encontró que una dosis diaria de extracto de ajo seco o crudo disminuye significativamente la debilidad en los huesos causadas por diversas razones. 

7 El ajo cuida y protege la piel

Su contenido natural de antioxidantes hace que nuestra piel se vea radiante ya que estimula desde dentro la renovación celular. Y además combate el acné.

¿No te animas a tomar el ajo crudo? Tranquila, si lo cocinas y lo añades a tus platos, tendrás exactamente los mismos beneficios.