Tu lengua revela cómo te encuentras de salud

Las señales de tu lengua sobre tu bienestar

Andrea Azcona

La apariencia, textura y color de tu lengua no sólo forman parte de la fisonomía, sino que además revelan cómo estás de salud. Las enfermedades, carencias o problemas de tu organismo se ven reflejas en la lengua para avisarte de que algo no está funcionando como debería.

¿Alguna vez te has fijado cómo tienes la lengua? Echa un vistazo y toma nota.

La lengua, gran indicadora de tu salud

1 Lengua rosada

Si tu lengua tiene color rosado, entonces estás de enhorabuena: estás sana. El rosa es signo de que llevas una dieta equilibrada y por ello tu digestión también es buena.

2 Lengua agrietada

Cuanto tu lengua tiene grietas que aparecen y desaparecen, cuidado: esto puede deberse a la intolerancia de algún alimento. Pero si por el contrario, tiene una grieta en el medio, podría estar diciendo que tu estómago es débil o tienes problemas digestivos. Muchas veces las grietas se deben también a un déficit de nutrientes.

3 Lengua blanca

Los problemas intestinales o gástricos podrían estar relacionados con la lengua blanca. Además sabemos que cuando tu lengua se vuelve de este color es debido también al consumo excesivo de azúcares o harinas. El exceso de toxinas en el intestinos también puede verse reflejado en la lengua blanca.

¿Sabías que tu lengua revela cómo te encuentras de salud?

4 Lengua lisa

La lengua está compuesta por pequeños puntos rosas, que es lo que caracteriza su textura, pero cuando estos faltan... peligro: puede deberse a la falta de hierro o a niveles muy bajos de hemoglobina en la sangre. Si por el contrario, la lengua presenta granos o llagas, esto indica el consumo excesivo de azúcares refinados, grasas o proteínas.

5 Lengua roja

Si tu lengua está roja puede ser signo de problemas en la garganta o un consumo excesivo de grasas. Cuando además de roja, rojizo está reseca y aparece alguna pequeña úlcera, es probable que exista alguna infección. Si únicamente está roja la punta, podría estar relacionado a un problema más emocional que físico: estrés, tristeza, ansiedad, nervios...