Teñirse el pelo con henna: ventajas y desventajas

Henna natural o el tinte de siempre, ¿con cuál de ellos te quedas?

Beatriz Martínez

Pros y contras de la henna para el cabello

De aquí a un tiempo se ha puesto muy de moda el teñirse el pelo con henna, y es que este método a base de barros naturales tiene muchas ventajas para la salud de nuestro pelo. Entre ellas, que no lo daña al ser un tinte mucho más natural que los comerciales. Ahora bien, si nos ponemos a analizar al detalle la henna para teñirse el cabello encontramos también algunas desventajas. Teñirse el pelo con henna tiene muchas ventajas y desventajas versus el tinte de siempre. ¿Con cuál te quedas?

Ventajas de teñirse el pelo con henna

¿Qué ventajas tiene teñirse con henna?

+ La henna para el pelo se obtiene de barros naturales, pero esto no quiere decir que no tenga ninguna sustancia química añadida para lograr los colores. A pesar de ello, lo cierto es que es mucho más natural, y por lo tanto menos dañino, que los tintes comerciales.

+ Nutre, da brillo, volumen y un extra de suavidad. Ventajas que, por supuesto, todas las mujeres quieren.

+ Fortalece el cabello de la raíz a las puntas y de la un toque rojizo de lo más especial. Se trata de un tinte ideal para chicas que quieran teñirse el pelo de pelirrojo. 

+ La henna ayuda a regular la producción sebácea. Para las chicas que suelen tener mucha caspa o grasa en el pelo la henna es muy beneficiosa gracias a esta regulación. ¡No tendrás la necesidad de lavarte el pelo a diario! 

+ No decolora el cabello por lo que no lo daña tanto al aplicar la tonalidad que se desea obtener.

+ Si eliges henna 100% natural estarás cuidando tu cabello al máximo.

+ A su vez, la henna es ideal si solo quieres cubrir las canas y respetar fielmente el color de tu cabello.

Desventajas de utilizar la henna como tinte para el cabello 

Inconvenientes de teñirse el pelo con henna

+ No se recomienda para cabello previamente teñido ni se recomienda el uso de tintes convencionales si ya te has teñido con henna. La mezcla de estas dos sustancias, por muy pequeña que sea, puede hacer que los resultados no sean para nada los esperados. Si quieres pasarte de un tinte a otro deberás esperar unos meses hasta que se haya borrado por completo. Si no quieres esperar tanto, vuelve a teñirte una vez que el anterior tiente se ha ido de la raíz y corta unos centímetros tu melena.

+ Dura menos tiempo que los tintes comerciales, pierde intensidad con cada lavado y se tarda mucho más en aplicar: de 2 a 4 horas para que los resultados sean los que tú quieres.

+ Es más difícil de usar, sobre todo si te la pones en casa. La henna tiene una textura pastosa parecida al barro, por lo que deberás echarle mucha paciencia si deseas teñirte con ella. 

+ La paleta de colores es más escasa. Si quieres uno en concreto y no es apto para la henna, tendrás que recurrir al otro método.

Ahora ya conoces todos los secretos de la henna, ¿te animas a probar?