El desagradable significado de soñar con ratas grandes

Los roedores tienen una interpretación un tanto negativa que te interesa conocer

Laura Sánchez

El significado de soñar con ratas grandes

Es frecuente soñar con animales aunque, por desgracia, no siempre aparecen tus mascotas favoritas. Soñar con ratas grandes puede llegar a ser toda una pesadilla o, cuando menos, un sueño de lo más desagradable. Pero, ¡no te preocupes! Te aseguramos que puedes sacar mucho provecho de su interpretación. Despierta y descúbrela con ayuda de nuestro diccionario de sueños. Eso sí, para que vayas haciéndote a la idea, tendrás que tener muuuucho cuidado...

Por qué sueñas con ratas grandes

Puede que se estén paseando por tu casa, que estén correteando debajo de tu cama o que incluso se atrevan a subirse en el sofá mientras estás descansado. ¡Qué sueño tan desagradable! Lo peor de todo es que siempre que aparecen las ratas en sueños es anuncio de peligro. No es que sea un sueño premonitorio, es tu subconsciente confirmándote lo que llevas un tiempo intuyendo.

+ En el significado de este sueño con ratas encontramos peligro. Mucho peligro y mucha toxicidad y más cuanto más grandes sean las ratas. Pero, ¿cómo podrías identificar ese peligro? ¿De dónde viene? Debes estar muy atenta porque es muy posible que a tu alrededor haya personas tóxicas que quieren hacerte daño. Esos falsos amigos que enarbolando la bandera del “por tu bien” te están clavando puñaladas.

+ No podemos obviar el componente de toxicidad que acompaña a las ratas, propagadoras de enfermedades como ningún otro animal. Y la toxicidad se da generalmente en las relaciones de pareja. ¿Tienes problemas en el amor? Atención a infidelidades, deslealtades y traiciones en tu pareja, pero también a problemas de falta de complicidad, de desigualdad y de la tan peligrosa dependencia.

+ Hay más peligros en las ratas grandes que sueñas. Porque puede que el peligro no venga del exterior, sino de ti misma. ¿Estás teniendo problemas de ansiedad? Puede que este sueño ocurra cuando te sientes intranquila, insegura, confundida o descolocada, incapaz de tomar decisiones importantes. Así que despierta y busca de dónde vienen esas ratas de tu sueño.