El inquietante significado de soñar que eres vidente o adivino

Cuando el futuro se representa en tus sueños...

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

El significado de soñar que eres vidente o adivino

Es habitual soñar que te leen las cartas del tarot o que acudes a una vidente, porque a todos nos inquieta el futuro. Pero, ¿es mejor saber lo que va a pasar o desconocerlo? Esta es la pregunta que se adivina al soñar que eres vidente, un sueño que tal vez no te aclare nada sobre tu futuro, pero sí sobre tu presente y tu actual momento vital. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa exactamente esta asombrosa experiencia onírica.

¿Eres vidente en sueños? Esto es lo que significa: 

¿Te imaginas leyendo las cartas, las líneas de la mano o con una bola de cristal? ¿Te imaginas adivinando el futuro de la gente? ¿Y qué hay de tu propio futuro, también quieres saberlo? Hay más preguntas que respuestas en el significado de soñar que eres vidente, porque se trata de un sueño inquietante que ocurre para descubrirte algunos problemas de tu presente.

+ No pienses que se trata de un sueño premonitorio y que cuando despiertes vas a convertirte en vidente, en adivina, en bruja o en maga. Nada de eso. Más que aclararte, a partir del sueño te surgirán algunas dudas, porque de eso se trata. Cuando acudes a una vidente es porque tienes dudas, porque quieres saber. Pero, ¿sabes cuál es el aspecto más importante de este sueño? La incertidumbre.

+ Vivimos envueltos en la incertidumbre. No sabemos lo que va a pasar en un futuro, si el mes que viene estaremos en el mismo trabajo, si mañana morirá algún ser querido o si dentro de un año estaremos con la misma pareja. Y, ¿cómo manejas la incertidumbre? El hecho de que en tu sueño quieras ser vidente indica que la manejas bastante mal, que no la toleras.

+ Entonces cuidado. Porque no soportar la incertidumbre es un pasaporte directo a los problemas de ansiedad. Así que despierta. Y mejor que intentar ser vidente y adivinar tu futuro, será mejor que trabajes el presente, el aquí y el ahora, porque todo lo demás es incierto. No intentes tenerlo todo bajo control, por tu salud mental. Y porque además es mucho mejor dejarte sorprender por lo que pueda venir.