Soñar con palomas muertas: busca la calma

Las palomas en sueños simbolizan la paz

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuidado al soñar con palomas muertas

Más de una noche habrás soñado con animales y te habrás dado cuenta de que son sueños que te transmiten unas emociones más fuertes que en otro tipo de sueños. Eso es porque los animales tienen mucho poder en sueños, para bien o para mal. En el caso de soñar con palomas muertas, sentirás al despertar una inquietud con presentimientos negativos, pero no todo es tan malo como parece. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar con palomas muertas.

Resulta desconcertante soñar con palomas muertas

Hay dos motivos por los que tienes este sueño con palomas muertas y en ambos casos encuentras un significado negativo. Que no te asuste que no sea un sueño de buenos augurios porque puedes sacar provecho hasta de las peores pesadillas, así que presta atención a la interpretación para buscar una solución cuanto antes.

1 Por un lado, las palomas en sueños simbolizan la paz. Como la paz mundial es algo que no está en tu mano, el sueño se refiere a tu calma interior, a tu equilibrio emocional. Y es evidente que no estás en tu mejor momento, ya que las palomas están muertas. Tienes un conflicto interior y estás llena de emociones negativas que debes resolver lo antes posible.

2 Por otro lado, una de las funciones relacionadas con las palomas es la de ser transmisoras de mensajes. Tus palomas mensajeras están muertas en este sueño, lo que sugiere que no puedes enviar ni recibir mensajes. Como no te puedes tomar esto al pie de la letra, busca esos problemas de comunicación que estás teniendo con tu pareja, con tus amigos o con familia.

3 En cualquier caso, soñar con palomas muertas es un sueño negativo. Pero como ya sabes, este tipo de sueños o incluso las pesadillas, ocurren para advertirte de una situación vital o de un peligro. Así que no te lo tomes como un mal augurio y recoge toda la fuerza de la naturaleza que transmiten los animales en sueños para enfrentarte al problema.