Ya he tomado una pastilla del día después este mes, ¿puedo tomar otra?

Las veces que puedes ingerir la píldora de emergencia en un año

Laura D
Laura D Periodista

Las pastillas del día después son un método anticonceptivo de emergencia para evitar el embarazo que suelen utilizarse, como su propio nombre indica, en casos excepcionales en los que has tenido un "accidente" o no has tomado precauciones. Sin embargo, no debes tomarla como una pastilla más. Los médicos advierten de que no se trata de un método anticonceptivo y es ese motivo el que nos lleva a destacar que no debe tomarse con la normalidad de una píldora anticonceptiva. 

Pero vamos a ponernos en situación: imagina que has acudido a la farmacia al centro de planificación familiar a por una y, en un plazo corto de tiempo, debes volver a por otra. "Ya he tomado una pastilla del día después este mes, ¿puedo tomar otra?" Te preguntarás. En Diario Femenino vamos a intentar dar respuesta a todas las cuestiones que tienes sobre esta pastilla. 

¿Puedo tomar dos pastillas del día después en el mismo mes?

Tan solo hace falta consultar a cualquier profesional o incluso buscar rápidamente en Google para poder confirmar que la píldora del día después tiene un alto nivel de eficacia. Por eso, es una respuesta prácticamente segura y rápida ante la mínima posibilidad de un embarazo no deseado, pero ¿qué más hay detrás?

Por una parte, se insiste en el gran desajuste hormonal que una pastilla así puede causar en tu organismo si la tomas con asiduidad. Por eso se aconseja tomarla solo una vez por ciclo. Esto no quiere decir que, en un caso de emergencia, como algo puntual y ante la posibilidad de enfrentarse a un embarazo no deseado, se pueda consumir dos veces en el mismo mes. Debes tomarlo como algo puntual ya que los riesgos de padecer efectos secundarios aumentan y, debido a este motivo, se desaconseja esta práctica de forma habitual. 

¿Cuáles son los efectos secundarios? La pastilla puede multiplicar las náuseas, dar mareos, cambios de humor, sensibilidad mamaria, distensión abdominal, fatiga, problemas estomacales... También es importante que intentemos informar al médico cuando la hayamos tomado, para que siga un control del ciclo menstrual y de los efectos que la pastilla pueda causar en él. Lo que no se debe hacer bajo ningún concepto es tomar dos pastillas por el simple hecho de aumentar la posibilidad de eficacia. Por ejemplo, una a las 24 horas y otra a las 48 horas. La eficacia no aumentará pero el desajuste hormonal sí.

Sin embargo, no es el hecho aislado de poder tomar dos pastillas del día después en un mes lo que preocupa es lo que puede haber detrás. En este sentido debemos reflexionar: ¿qué está fallando para que hayamos llegado a esa situación? ¿Estamos utilizando los métodos anticonceptivos adecuados? ¿Debemos cambiarlos? Es necesario plantearse que la situación no puede mantenerse en el tiempo si se repite con tanta frecuencia. Debemos consultar al médico qué método nos recomienda según nuestra situación o plantearnos la forma de practicar sexo puesto que no es seguro. 

¿Cuántas veces al año se puede tomar la pastilla del día después?

Si bien es cierto que la recomendación de los médicos es clara, ya que aseguran que no se debe abusar de la pastilla del día después ni tomarla como un método anticonceptivo normal, no existe un número específico de veces que se deba o no tomar. Hay quienes afirman que lo ideal es una vez al año, pero otros aseguran que entre 2 o 3 veces. Y, por último, hay quienes simplemente admiten que una vez por ciclo menstrual. Debemos tener dos ideas muy claras: 

+ No hay un número cerrado de veces que se pueda tomar al año pero sí recomiendan intentar espaciarla lo más posible. Este motivo no es otro que el que te venimos repitiendo durante todo el artículo: el alto contenido hormonal que puede provocar grandes alteraciones en el ciclo menstrual.

+ No es un método anticonceptivo normal sino de emergencia, por lo que debemos detectar exactamente qué ha sucedido para tener que tomarla con tanta asiduidad y buscarle una solución real, con ayuda de nuestro médico.

Tomar dos veces al mes la píldora del día después: ¿sí o no?

¿Qué es exactamente la pastilla del día después?

La píldora del día después es un anticonceptivo de emergencia creado para impedir el embarazo tras tener relaciones sexuales sin protección o después de un fallo de estas. Es importante saber y recordar que, además de no ser utilizado como método anticonceptivo normal, no evita el contagio de Enfermedades de Transmisión Sexual. Una vez que sabes lo que es, solo queda responder a las preguntas habituales: 

+ Eficacia de la pastilla 

La eficacia de esta pastilla se va reduciendo progresivamente en función de los días que hayan pasado tras mantener las relaciones. En este sentido, el porcentaje de eficacia será mayor si la tomamos en las primeras 24 horas tras las relaciones, consiguiendo una efectividad del 95% aproximadamente. Tras eso, entre las 24 y 48 horas el porcentaje de efectividad se reduce alrededor del 80% y pasado este tiempo recortamos el porcentaje alrededor del 60%.

Por tanto, es importante acudir al centro de planificación familiar, la farmacia o el médico en las primeras 24 horas tras mantener las relaciones. Allí nos informarán debidamente de los métodos anticonceptivos que podemos seguir y son seguros, y nos entregarán una pastilla en una única dosis para tomarnos.

Como hemos mencionado antes, el hecho de tomarnos más de una pastilla no va a garantizar el aumento de la efectividad (es más, en ningún sitio nos darán dos pastillas, por lo que esa acción es suficiente para ser conscientes de que no es bueno) pero sí aumentará el de los efectos secundarios que no van a hacer otra cosas que alterarnos nuestro ciclo y nuestras emociones.

+ ¿Cuándo tendrás la regla? 

Tras ingerirla podemos encontrarnos con 3 situaciones: que a los pocos días tengamos un sangrado oscuro de poca duración (que no se corresponde con nuestra regla sino con los efectos de la pastilla), que nos baje la regla en los días en los que tenía que habernos bajado, que se nos retrase o adelante debido al alto contenido hormonal de la pastilla.

Aunque es difícil debemos intentar controlar los nervios y estar tranquila tras ingerirla y hasta que nos baje la regla. Son días o semanas difíciles pero, como sabes, los nervios y la ansiedad pueden interferir en la menstruación y retrasárnosla, por lo que no nos ayudarán mucho y solo nos retroalimentaremos en nuestros nervios de ver si nos baja o no la regla. Intenta estar tranquila y llevar apuntado el control de los días en los que debería bajarte la regla, el día en el que la tomaste, los días que han pasado desde entonces…

+ Relaciones con protección

En este proceso de espera se recomienda tener relaciones sexuales con protección para evitar la posibilidad de embarazo. Puedes utilizar el preservativo o empezar un nuevo envase de pastillas anticonceptivas al día siguiente de tomar la de emergencia. Tu cuerpo estará sufriendo ciertas alteraciones y puede no ser muy fiable a la hora de tener en cuenta si estás ovulando o tienes altas o bajas probabilidades de estar embarazada. 


Si todo esto te provoca dudas o inseguridades, recuerda que el médico y los profesionales sanitarios están para también para consultarles cualquier preocupación que tengas. Tu médico, mejor que nadie, te va a poder recomendar y aconsejar lo mejor para ti y tu salud sexual.