Cómo saber si has ovulado ya: signos que te sacarán de dudas

Síntomas que te ayudarán a saber cuándo estás ovulando

Redacción DF

¿Cómo saber si estás ovulando?

Conocemos la ovulación como un proceso en el que se libera el óvulo de nuestros ovarios, lo que acaba en la regla o en la menstruación. Se trata de un momento en el que la mujer tiene muchas posibilidades de quedarse embarazada y, tanto si queremos como si no, nunca está de más saber cuándo se produce y reconocer si estamos en ese proceso.

Pero, ¿cómo saber si has ovulado ya? Hay varios signos que te sacarán de dudas, porque tu cuerpo te mostrará una serie de síntomas y, si estás atenta, es muy sencillo saber el momento exacto. Además, puedes utilizar tu ciclo menstrual para salir de dudas, y saber si estás ovulando o padece de anovulación. ¡Toma nota de estos consejos!

¿Qué es el ciclo menstrual?

Para conocer cuál es tu ciclo menstrual tan solo debes estar muy atenta a tus días de regla. A partir de ahí, puedes ir apuntando en un papel o en una tabla los síntomas que tienes, o cómo es tu flujo vaginal ya que éste es el mejor indicador para conocer en qué fase del ciclo te encuentras exactamente

Duración del ciclo menstrual

En un primer momento, el óvulo comienza a crecer y a madurar según se vaya acercando el momento de la ovulación. Nuestro cuerpo producirá entonces estrógeno y LH, dos hormonas que provocan la separación del cuerpo para la fecundación y la liberación del óvulo maduro. Uno de los indicadores de la ovulación suele ser el aumento de la hormona LH, pues tras su subida se producirá entre 1 y 3 días más tarde.

Si tienes un ciclo menstrual regular de 28 días, en general, tu proceso de ovulación se producirá alrededor del día 14. Sin embargo, se trata tan solo de una media ya que muchas mujeres pueden ovular el día 12, o el día 16. Todo dependerá de la duración de su ciclo menstrual (de 23 a 35 días), y del momento en el que te encuentres.

¿Cuánto dura la ovulación?

El proceso de ovulación no dura más que unos pocos días. Hay un día en el que el óvulo se libera, y tiene una vida fértil de hasta 24 horas. Pero, como el esperma tiene una vida más larga (de hasta 72 horas), hay posibilidades de quedarse embarazada los días de antes y de después.

Según los especialistas, el día anterior y el día posterior a la ovulación son también idóneos para que el embarazo ocurra. Es decir, el día de la ovulación y dos o tres días anteriores son los más fértiles para una mujer.

Síntomas para saber si estás ovulando

Muchas mujeres todavía no controlan del todo su ciclo menstrual, pero eso es algo normal. Es poco común que una mujer tenga una regla regular todos los meses, porque por diversas circunstancias el ciclo se puede retrasar o adelantar.

Por ello, y para saber el momento exacto de la ovulación, nuestro cuerpo experimenta algunos cambios. Se trata de una serie de síntomas que son perfectamente identificables (aunque algunas mujeres no los tengan) pero, ¿cuáles son?

Síntomas para saber si estás ovualdnoç

+ Temperatura basal

Uno de los mejores indicadores para saber si estás ovulando es la temperatura basal. Para medírtela debes hacerte con un termómetro basal que puedes encontrar en cualquier farmacia y tomarte la temperatura todos los días. Eso sí, debes hacerlo al levantarte cada mañana y debes haber dormido, por lo menos, 3 horas.

Tres días antes de que se produzca la ovulación verás que sube la temperatura basal, aumentando de 0,4 a 1,0. Se recomienda llevar un control de esta temperatura para establecer unas pautas o patrones, y poder conocer mejor tu cuerpo. Lo mejor es que observes durante varios ciclos tu temperatura, y hagas una tabla para aclarar tus dudas.

+ Flujo vaginal

Como te decíamos antes, el flujo vaginal es el mejor indicador para conocer en qué fase de tu ciclo menstrual te encuentras. El flujo puede cambiar en consistencia y textura durante todo el ciclo, y su aspecto te dará pistas para conocer en qué momento estás, y si estás en el día de tu ovulación.

¿Cómo es el flujo vaginal durante la ovulación? Su textura es algo más resbaladiza y es como 'clara de huevo'. La razón es que el moco cervical se adapta perfectamente para la llegada de los espermatozoides, y les ofrece un medio para poder llevar al óvulo desplazándose con mucha más facilidad.

+ Pinchazos abdominales

Hay muchas mujeres que no sienten absolutamente nada durante la ovulación, y no tienen ningún dolor o pinchazo abdominal. Sin embargo, hay otras que pueden encontrarse con pinchazos intensos en la zona, cólicos o un dolor leve parecido al que se presenta cuando estás en plena menstruación.

+ Sensibilidad mamaria

Y si la zona abdominal puede doler, los pechos también presentan algunos signos que debes tener muy en cuenta. Normalmente aumentan de tamaño, y pueden llegar a dolernos, aunque lo más común es que notes más sensibilidad en la zona.

+ Cambios de humor y apetito sexual

Por norma general, aunque todo depende de cada mujer (hay algunas a las que les afecta más y a otras menos), con los cambios hormonales que se producen durante la ovulación nos sentimos mucho más sensibles. Y si a ti te pasa, lo notas y lo sabes.

Todo nos afecta más, estamos más cariñosas, nos irritan algunas cosas un poquito más de lo normal, podemos tener menos paciencia… Y junto a ello, se produce un gran aumento del apetito sexual. La naturaleza manda señales de que la mujer está en su momento más fértil, y nuestra libido aumenta considerablemente.

¿Y qué pasa si no hay ovulación?

Por norma general, debes tener en cuenta que si te baja la regla cada mes significa que estás ovulando. Sin embargo, hay muchas personas que no tienen esta ovulación porque se quedan sin regla, o porque tienen períodos demasiado irregulares.

Causas de la no ovulación

La ausencia de ovulación recibe el nombre de anovulación, y es una de las causas más frecuentes de la esterilidad. En algunos casos las mujeres dejan de menstruar, pero en otros puedes tener la regla sin estar ovulando (cuando es una anovulación leve). Pero, ¿por qué se produce esta anovulación?

La falta de estímulo del ovario por el hipotálamo suele ser la razón por la que la ovulación no se produce en el cuerpo de una mujer. Y esta es producida por diversos factores, tales como:

+ Estrés

El estrés es una de las causas más comunes por las que una mujer experimenta la pérdida momentánea de la regla. Suele darse en los primeros años, durante la etapa de la adolescencia, pero puede ocurrir en cualquier momento de la vida. Planificar un viaje, demasiado trabajo, preocupaciones grandes… Hay un sinfín de motivos por los que la regla puede retrasarse, o incluso desaparecer.

+ Trastornos alimenticios

La falta de nutrientes en el cuerpo es también una causa muy común por las que una mujer puede sentir que ha perdido la menstruación y, por tanto, la ovulación. La anorexia o el seguir ciertas dietas demasiado restrictivas provocan que la grasa corporal se encuentre muy por debajo de los niveles mínimos para que los ciclos ovulatorios sean normales.

Sin embargo, en el caso de la bulimia o de la obesidad, la menstruación suele estar preservadas. A pesar de que son graves trastornos de la alimentación, la ovulación se sigue dando en algunos casos.

+ Menopausia precoz

La menopausia suele llegar a la vida de las mujeres alrededor de los 50 años, un poquito antes o después. En estos casos el organismo deja de producir óvulos y de menstruar, pero entra dentro de lo normal. Pero, cuando esto ocurre antes de los 40 años, se produce lo conocido como menopausia precoz.

La menopausia precoz puede venir por diversas razones, como la extirpación de los ovarios, algunas enfermedades inmunológicas o algún trastorno en el organismo. Pero, en algunas ocasiones, la causa de la menopausia precoz es totalmente desconocida.

+ Enfermedad poliquística

El ovario poliquístico es más común de lo que creemos, y son muchas las mujeres que padecen este síndrome. No todas ellas tienen ausencia de ovarios, o anovulación, pero algunas pueden tener serios problemas a la hora de quedarse embarazadas. Afortunadamente, existen diversos tratamientos para convivir con este problema de salud tan frecuente en la actualidad.

+ Demasiado ejercicio físico

¿Sabías que hacer un ejercicio físico extremo puede hacer que sufras anovulación? No se trata de no hacer nada de ejercicio, porque es bastante saludable para tu bienestar. Nos referimos a una actividad excesiva. ¡Pero tranquila! Esto suele ser bastante extraño, y suele darse en bailarinas o deportistas de élite.

Para ellas, al gran ejercicio que realizan, hay que sumarle un enorme estrés por hacerlas de manera profesional. Es probable que, muchas de ellas, presenten alteraciones en sus ciclos.

 

En cualquier caso, lo mejor para conocer si estás ovulando correctamente es acudir al médico. Y más concretamente, al ginecólogo. Serán ellos quienes te den las pautas necesarias para saber de primera mano si hay algún problema, o el día exacto en el que ovulas. ¡Y será más sencillo!