¡Fuera dramas! Soluciones prácticas si te baja la regla el día de tu boda

Qué hacer para que la menstruación no estropee el día más importante de tu vida

LD

Soluciones si te baja la regla justo en el día de tu boda

Es posible que hayas soñado mil y una vez con el día de tu boda. Has planeado y repasado todos los detalles y, ahora, ves que el día real se acerca. El día en el que te cases debe de ser un día especial porque será un evento que recordarás para siempre, y eso es lo más importante. Sin embargo, quizá no te habías parado a pensar en ciertos detalles que pueden fastidiar un poquito ese día tan esencial en tu vida. Y puede que no salga todo como lo habías soñado.

¿Te habías parado a pensar alguna vez que podría bajarte la regla justo en esa fecha? ¿Te lo habías imaginado así? Como todo en esta vida, hay cosas que no se planean y todo puede pasar. Pero, si es tu caso, ¡deja de preocuparte! En Diario Femenino te damos 5 soluciones prácticas si te baja la regla el día de tu boda. ¡Y fuera dramas

¿Qué puedes hacer si tienes la menstruación en el día de tu boda? 

1 Dale la importancia justa

Todos hemos soñado alguna vez con nuestra boda y nos hemos imaginado un sol brillante, así que cuando vemos que va a llover es normal que se nos estropee la idea. Pero, ¿realmente es importante ese detalle? El día perfecto lo haces tú, tu pareja, los invitados y lo que se celebra, lo demás es complementario. Por tanto, réstale drama al asunto y otórgale la importancia que se merece. Te habrás ido de vacaciones con la regla, te habrá bajado en momentos inoportunos y, con el tiempo, lo recordarás como una anécdota. No dejes que empañe tu día, ¡en ti está elegir la actitud! 

2 Evita el momento de más dolor

Si la boda coincide justo tu primer o segundo día de regla (cuando más puede doler o más hinchada e incómoda te sientes) evita que ese momento de dolor llegue. Echa un vistazo a las infusiones que puedes tomarte para calmar el dolor abdominal, ponte calor, haz algún ejercicio para el dolor y, llegado el momento y si es necesario, tómate un antiinflamatorio. 

Lo que puedes hacer para que la menstruación no estropee el día de tu boda

3 Piensa en la solución que te dé más horas

Si aún quedan unos meses para tu boda y el calendario te dice que coincidirá, quizás estés a tiempo de probar la copa menstrual (nunca la pruebes por primera vez ese día). Sino, otra solución muy cómoda son los tampones. Como sabes, ir al baño con vestido de novia no es una tarea fácil así que intenta ponértelo lo más pegado al momento de vestirte para que puedas aguantar las máximas horas posibles con él (recuerda que, como mucho, debes cambiártelo cada 6 horas). Cuando llegue el momento de ir al baño, pide ayuda, bloquea el baño si es necesario (recuerda que eres la novia, ¡puedes hacerlo!) y tómate el tiempo que necesites.

4 Busca una confidente

Para disfrutar del día de tu boda es importante que delegues todo lo que puedas y que en tu cabeza no haya preocupaciones. Si temes olvidarte de que llevas puesto el tampón, busca una confidente y pídele que se ponga una alarma. Ella será además la que esté pendiente de tu bolsa con las cosas para cambiarte. Te olvidarás de recordarlo y estarás tranquila. ¡Ella será la que lleve todo lo necesario!

5 Olvídate de la compresa

Buscamos que estés lo más cómoda posible para que puedas saltar, reír y disfrutar de tu día. Si usas compresa es posible que te dé calor, te roce e incluso que se acabe moviendo, por lo que la probabilidad de manchar es mayor. Seguido al consejo que te hemos contado arriba, después de ponerte el tampón, asegúrate de limpiarte bien y, por último, utiliza un salvaslip.

Con todo esto solo te queda prepararte para pasarlo genial. Será un día que recordarás para siempre y con una actitud positiva no habrá nada que no se pueda llevar a cabo. ¡A disfrutar!