Cena de Navidad y Año Nuevo: ¿en casa de tus padres o de tus suegros?

Dónde disfrutar de las Navidades sin que haya conflictos familiares

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

Llegan las tan esperadas fiestas navideñas y con la ilusión también se acercan las dudas. ¿Dónde vas a pasar la cena de Navidad y Año Nuevo?, ¿ya has decidido si pasarlo con tus padres o con tus suegros? Sin duda la emoción de la Navidad no está exenta de algunas dificultades, pero hay que procurar gestionarlo lo mejor posible para evitar conflictos familiares. Y a veces, sí, también podemos optar por tomar decisiones drásticas e impopulares.

Dónde pasar la Navidad: lo que tienes que tener en cuenta

La familia es uno de los tesoros más importantes que tenemos en nuestra vida. Eso es algo que pensamos nosotras, que piensas tú y que también piensa tu pareja. Así que ya entramos en conflicto, porque a la hora de decidir con quién pasar la Navidad y Año Nuevo ambas familias son igual de importantes. Así, nos estamos preguntando cómo gestionarlo para evitar conflictos. ¿Con quién vas a pasar estas navidades?

¿En casa de tus padres o en casa de tus suegros? La pregunta es más peliaguda que el clásico ¿en tu casa o en la mía? Y puede provocar más de una discusión de pareja y más de un conflicto familiar. Precisamente para evitar esos conflictos te proponemos que tengas en cuenta algunos aspectos antes de tomar la decisión.

+ Hay familias que celebran con más alegría la cena de Nochebuena que la de Nochevieja. Puede que en tu familia sean más de Nochebuena y en la familia de tu pareja prefieran Año Nuevo. Si estás en esta situación, no tendrás ningún problema a la hora de decidir.

+ Es fundamental valorar la importancia de cada fecha para cada familia, porque también hay casas en las que ya están tan acostumbrados a las ausencias que tu falta (o la falta de tu pareja) no provocará ningún problema.

+ La distancia entre las familias también se tiene en cuenta a la hora de pasar las Navidades en una casa u otra. Si vivís en la misma ciudad o en lugares cercanos, es fácil cenar en Nochebuena con tu familia y comer en Navidad con la familia de tu pareja. Y lo mismo para Nochevieja y Año Nuevo.

+ También hay que valorar si en alguna de las familias ha habido una muerte reciente o un problema importante que haya afectado el ánimo. En Navidad es más importante que nunca apoyar a los que más lo necesitan.

+ Especial mención hay que hacer a los chantajes emocionales, desgraciadamente frecuentes en muchas familias. No tomes la decisión de dónde pasar las navidades bajo la influencia de ningún chantaje o manipulación. Es una decisión que debéis tomar tu pareja y tú sin presiones.

Todas las opciones para evitar conflictos familiares en Navidad

Teniendo todo esto en cuenta, puedes pasar a elaborar una lista con todas vuestras opciones. Te proponemos algunas, aunque seguro que hay más.

+ Un día en cada casa

Esta opción es válida solo si vuestras familias viven cerca. Es posible cenar en Nochebuena en casa de una familia y comer en Navidad en casa de la otra. Y hacer lo mismo con la cena de Nochevieja y la comida de Año Nuevo.

También podéis celebrar con las familias solo Nochebuena y Navidad y reservar el Año Nuevo para pasarlo en pareja o con amigos. Pero esto depende de la importancia que tenga cada fecha en vuestras familias.

+ Navidad en una casa, Año Nuevo en otra

El periodo navideño se puede dividir en dos: Nochebuena junto con Navidad y Nochevieja junto con Año Nuevo. Esta opción es la más cómoda si las familias no viven muy cerca y siempre teniendo en cuenta las tradiciones particulares de cada casa.

Puede que aquí salte la discusión de pareja porque tú prefieres pasar la Navidad con tu familia y el Año Nuevo con la familia de tu pareja o al revés. Si no os ponéis de acuerdo, recuerda que lo podéis echar a suertes y que todos los años hay navidades.

+ Un año en cada casa

Decimos que todos los años hay navidades porque también podéis pasar estas fechas especiales cada año con una familia. Claro que es mucho suponer porque la vida es incierta y no sabemos qué va a pasar el año que viene, así que por si acaso procura que este año toque con tu familia.

No está mal este arreglo de un año en cada casa especialmente cuando hay niños. Así pueden vivir las navidades de cada familia al completo, sin perderse ninguna tradición.

+ Navidades en pareja

Cuando la cosa se pone fea y no hay acuerdo entre la pareja o las familias se empiezan a alterar porque no les gusta lo que ha tocado este año, tal vez haya que tomar una decisión salomónica. Ni para ti ni para mí, ni en tu casa ni en la mía. ¿Por qué no pasáis estas navidades en pareja?

Tanto si tenéis hijos como si no los tenéis, tanto si pensáis tenerlos como si no, no es mala idea crear vuestra propia Navidad en pareja, decidir como pareja qué fechas son más importantes para vosotros y empezar vuestras propias tradiciones navideñas.

+ Cada uno en su casa

Cada uno en su casa y Dios en la de todos. Es nuestra opción estrella, aquí ninguna familia sufre la ausencia de nadie, pero solo es apta para parejas que conviven y que no tienen hijos. Al fin y al cabo, si ya vives con tu pareja y pasáis juntos todos los días del año, ¿por qué no separaros un par de días en Navidad?

Uno se va con su familia y otro se va con la suya, como si os acabarais de conocer y no se os pasara por la cabeza invitar al otro a casa de los padres. Vuestras familias lo agradecerán y vosotros… a vosotros seguro que también os viene bien pasar unos pocos días en la distancia para que el reencuentro sea de lo más intenso.

La importancia de la Navidad en familia

La Navidad sigue siendo una fiesta familiar, pero no podemos obviar que las familias ya no son como antes. Nuevos modelos de familia, familias monoparentales, los divorcios que están a la orden del día y, en cualquier caso, menos miembros en el núcleo familiar hacen que cada vez sea más difícil que toda la familia esté reunida.

Añadimos hijos que viven en otros países, familiares con trabajos a turnos imposibles de compaginar con las fiestas navideñas y, por qué no, decisiones personales de poner tierra de por medio en Navidad y hacerse un viaje a un paraíso tropical sin rastro de nieve, renos o Papá Noel.

Porque al final cada familia es distinta y cada persona tiene sus gustos y sus necesidades, recuerda que no merece la pena una discusión con tu pareja por una fecha, que las reuniones familiares pueden hacerse en cualquier época del año y que el amor y el apoyo tanto entre la familia como entre la pareja no necesitan un día marcado en rojo en el calendario.

Puedes leer más artículos similares a Cena de Navidad y Año Nuevo: ¿en casa de tus padres o de tus suegros?, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: