Cómo ligar a los 50: claves para volver al mercado del amor

Así debes abrirte paso al amor después de tanto tiempo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Está claro que siempre es un buen momento para encontrar el amor porque es un sentimiento que no entiende de edades. O también se puede buscar lo que no es amor, sino un compañero para animar las noches solitarias o una persona para darse una alegría al cuerpo. Sea lo que sea lo que estás buscando, te damos las claves para ligar a los 50 y volver al mercado del amor. Nos ponemos en valor.

El amor a partir de los 50 años

Muchas personas se encuentran con la necesidad de compartir sus vidas o sus ratos de ocio con una persona especial, con un cómplice, con un compañero de vida o de juegos. Y esto puede pillarte a una edad, como los 50 por ejemplo, en la que piensas que ya está todo el pescado vendido en el mercado del amor. Pero no es así. Hay muchos peces en el mar y también en el mercado que están en tu misma situación y que buscan amor, compañía o muchas otras cosas.

El amor no tiene edad, ni los rollos de una noche, ni las citas a ciegas, ni el enamoramiento, ni la pareja, ni los amigos con derecho a roce. Las dudas te surgen no por la edad, sino porque llevas ya un tiempo a solas, después de un divorcio, por ejemplo, o después de un largo expediente de historias de amor rotas. ¿Sigues cargando con los desengaños pasados?

Pues es hora de reiniciar tu vida sentimental, tengas la edad que tengas, que para el amor siempre estás a tiempo. Y para lo que no es amor también.

Volver a ligar después de mucho tiempo

Como decimos, no se trata de la edad, sino de la pereza y el miedo de volver a ligar después de mucho tiempo. Estás desentrenada, tal vez piensas que eres demasiado mayor para estas cosas, pero es que ligar no es asunto de jóvenes. O tal vez tu autoestima está un poco baja y crees que no tienes nada que aportar a otra persona. Y puede que tengas miedo a decepcionarte (otra vez).

Todo eso lo entendemos. Por eso es importante que mejores tu autoestima antes de embarcarte en una relación para no caer en dinámicas de dependencia. También es necesario que cambies un poco el chip. Que tienes derecho al amor, a divertirte y a ser feliz, a los 50, a los 60, a los 35 y a los 22 años. Te mereces disfrutar, te mereces una relación sana y te mereces sentirte querida.

Y si tienes miedo o inseguridad, somos implacables contigo y te decimos: ¡que ya tienes una edad! Seguro que te has encontrado en situaciones mucho más complicadas que la de volver a ligar después de mucho tiempo. Además, ligar es como montar en bicicleta, que nunca se olvida. 

¿Ha cambiado la forma de ligar?

Estás desentrenada, ha pasado mucho tiempo y no sabes cómo se liga ahora. Pues se liga igual que antes. Bueno, igual no, pero la base es la misma. Ligar consiste en ponerte en contacto con una persona y que tengas la buena suerte de que te guste; y que tengas la mejor suerte todavía de que tú le gustes a esa persona. Eso es ligar y ocurre a cualquier edad y por cualquier medio.

Como bien dicen, se puede encontrar el amor en cualquier lugar. En tus clases de baile, en el taller de yoga, en el curso de inglés. En el grupo de lectura o en el de senderismo. Puedes encontrar el amor a través de amigos comunes en una fiesta, puede surgir un flechazo en unas vacaciones y sí, cada vez menos pero todavía se puede ligar en un bar.

Pero no te vamos a mentir. La mejor forma de ligar es en Internet. Ligar por Internet no es solo para millennials, hay una gran cantidad de webs de citas y también de aplicaciones para ligar que están orientadas a personas cincuentañeras. ¿No te atreves? Tal vez sea un buen momento para intercambiar los papeles con tus hijos y que te pongan al día, te den consejos y te asesoren sobre las precauciones. Es hora de tener una charla seria con tus hijos.

Cómo ligar por Internet a partir de los 50

+ Puedes preguntar a alguna amiga que esté en tu situación o puedes investigar por ti misma, pero ya te advertimos que tendrás que abrirte un perfil en una o varias webs de citas o aplicaciones para ligar. Con tu foto y todo, no lo dudes. Si te da mucha vergüenza puedes buscar una foto en la que no se vea tu cara completamente y utilizar un nombre que no sea el tuyo, pero la recomendación es que seas todo lo más natural y sincera posible.

+ Tranquila, con el tiempo irás descubriendo que no hay por qué ser más desconfiada en el ligue virtual que en el cara a cara. Y poco a poco irás ganando confianza en esto de chatear con posibles amores. Pero ante todo debes saber qué es lo que estás buscando, si estás buscando pareja estable, si estás buscando un rollo o si prefieres el clásico "lo que surja".

+ Chatear con una persona no entraña ningún riesgo, te lo decimos para desterrar el mito de que hay mucho peligro en las relaciones virtuales. Lo cierto es que corres el mismo peligro de que te engañen o te decepcionen que si ligas con los pies en la tierra. ¿O acaso no te ha pasado alguna vez enamorarte de alguien y con el tiempo descubrir que no es la persona que dice ser?

+ La duda más frecuente que se plantean los primerizos en el arte de ligar por Internet es cuándo quedar en persona. Bueno, aquí depende de lo que te atraiga la persona con la que estás chateando. Y lo mejor es que al ligar por Internet la atracción no se basa tanto en el físico como en el interior, ya que te basas fundamentalmente en el ingenio de la persona al otro lado del teclado.

+ La primera cita a ciegas también presenta ciertas dudas. ¿Qué precauciones debo tomar? Insistimos, no hay más psicópatas en Internet que en la vida real. Pero si quieres avisar a una amiga de que vas a quedar por primera vez con alguien, puedes hacerlo, puedes decirle dónde habéis quedado, a qué hora y hasta puedes utilizar la llamada de seguridad que utiliza la gente que está curtida en estas lides.

+ ¿Que no sabes lo que es la llamada de seguridad? Tranquila, no es por si la cosa se pone peligrosa, es más bien por si la cita se pone aburrida o insoportable. Tu amiga o la persona de confianza a la que has avisado de tu encuentro tendrá que hacerte una llamada a los 20 minutos más o menos. Tiempo suficiente para saber si te quieres quedar o quieres salir corriendo. En caso de que quieras irte, la llamada te servirá para poner una excusa de un asunto urgente que te requiere en otro lugar.

+ Una cosa más. Es normal que sientas dudas a la hora de ligar por Internet y que pienses que a tu edad no estás para este tipo de cosas. Pero no estás en lo cierto, hay que adaptarse a los nuevos tiempos y con la edad que tienes es hora de hacer lo que te pida el cuerpo y el corazón. Olvídate de prejuicios y no te pongas limitaciones que en realidad no existen. Porque el amor no tiene edad y ligar por Internet tampoco.

Ahora que ya sabes cómo ligar a los 50 y abrirte paso al amor de nuevo, ¿por qué no empiezas ya mismo?

Puedes leer más artículos similares a Cómo ligar a los 50: claves para volver al mercado del amor, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.