Dejar a tu pareja y volver (una y otra vez): ¿funcionará la relación?

Los peligros de las relaciones intermitentes

Fátima Gallardo
Fátima Gallardo Terapeuta de pareja

Es normal que las rupturas no nos gusten y volver parece una buena opción. No nos gustan las emociones o pensamientos que generan. Realmente una ruptura es un duelo y, por tanto, va acompañado de una serie de fases y de emociones. Es un proceso y como tal tenemos que elaborarlo. En este sentido, a veces las relaciones parece que dan de sí más de lo normal. 

El problema llega cuando dejas a tu pareja y vuelves una y otra vez: tras una ruptura y una reconciliación, llega otra ruptura y otra reconciliación y así la cosa continúa, pero a la vez parece que nada cambia. Y además tienes la sensación de que cometéis el mismo error una y otra vez.

Estamos seguras de que muchas personas que han pasado varias rupturas se han planteado volver con su ex, incluso quizás tú has vuelto varias veces o conoces a alguien que ha vuelto a intentarlo en varias ocasiones con su pareja. Si es así, en Diario Femenino vamos a hablar de este tipo de relaciones intermitentes, las razones por las que suelen suceder y, sobre todo, si funcionarán este tipo de relaciones

Razones por las que quieres volver con tu ex una y otra vez

Realmente existen numerosas razones por las que nos podemos plantear volver con nuestra pareja. ¿Cuál es la tuya?

+ Rutina

La costumbre, la rutina, lo conocido, el miedo a lo desconocido o el no querer dejar la vida que tenemos es una de las razones más importantes por las que volveremos una y otra vez a una relación. Como seres humanos que somos, nos movemos entre el deseo de rutina y el de aventura. Sin embargo, en nuestro día a día la rutina nos da esa sensación de paz o de control de la angustia que seguramente sentimos en nuestra relación de pareja y que después de una ruptura queremos recuperar.

Sería importante en este punto poder trabajar nuestra autoestima con el objetivo de empoderarnos de tal manera que las relaciones de pareja sean una elección y un deseo de crecimiento, no un deseo por miedo a estar sola.

+ Conexión

Quizás nos sentimos muy conectados con nuestra pareja y nos cuesta pensar que podemos llegar a conectar con otras personas. Quizás pensamos que nunca ni nadie más nos va a comprender y querer como nuestra pareja. Esto nos hace replantearnos la vuelta y la reconciliación una y otra vez.

Al igual que en el punto anterior, sería muy importante antes de volver una y otra vez a esta relación poder trabajar nuestra autoestima, poder creer que somos valiosos como hombres o como mujeres y que por tanto, podemos ser amados. Es verdad que como todo el mundo podemos cometer errores, pero eso no nos convierte en seres horribles que nadie va a querer. Puede que esta relación no haya salido bien, pero pueden existir otras igual de valiosas.    

+ Olvidar lo malo

Al igual que la oxitocina nos hace olvidar los dolores del parto, el duelo tras una ruptura y las emociones que nos genera, nos pueden hacer crear un mecanismo de defensa donde parece que olvidamos todo lo mal que lo hemos pasado en la relación de pareja, incluso nos hacer pensar que hemos exagerado u olvidar muchos aspectos que hemos vivido y que ahora parece no tener sentido.

Para este punto, nuestro planteamiento sería poder pararnos a pensar en todo lo vivido. Poder analizar con calma qué cosas hemos vivido, qué cosas nos han hecho tomar la decisión de ruptura y poder valorar si esas cosas las queremos en nuestra vida.

+ Culpa

La culpa, el remordimiento o la responsabilidad es algo que estamos seguras que hace que muchas de nosotras volvamos a una relación que habíamos dejado. Quizás el haber cometido una infidelidad o pensar que nuestra pareja no va a sobrevivir si rompemos es algo que nos puede hacer quedarnos encadenadas a una relación de pareja una y otra vez.

En este sentido es importante que podamos aprender a analizar y gestionar estas emociones que nos están atando a una relación que no deseamos. Somos humanos y como tal cometemos errores. Es cierto que quizás tengamos que pagar algún precio a modo de castigo, quizás tengamos que pedir perdón, tal vez algo nos diga que necesitamos ser perdonados, pero todo esto, en lo que a las relaciones se refiere, no nos convierte en personas sin posibilidad de ser felices o de elegir.

+ Deseo de volver y poner remedio a lo que ha pasado

Quizás la relación fuese buena hasta un momento dado y ahora quieres recuperar esos momentos buenos del inicio. Tal vez quieras tener otra oportunidad porque sientes de veras que podías haberlo hecho mejor o ahora que sabes cómo son las cosas te gustaría hacerlas de otra manera. Y lo cierto es que este es un deseo muy lícito y que realmente nos puede ayudar en muchos aspectos de la vida, pero en las relaciones nos tiene que hacer pensar si todos estos cambios de los que hablamos son posibles realmente o no.

Para este punto nuestra recomendación es como otras veces, pararnos a pensar si realmente ahora la relación sería diferente y por qué... Qué cambios hemos producido, quiénes han hecho ese cambio. ¿Tú? ¿Tu pareja? ¿Ambos? Y desde ahí plantearnos si realmente la relación sería otra, si tenemos otras herramientas o si vamos a repetir la misma relación una y otra vez.

¿Funcionan realmente las relaciones intermitentes?

Es importante poder tomarnos un tiempo antes de decidir volver con nuestra pareja. Este tiempo nos va a ayudar a plantearnos si realmente la relación merece la pena o no. Esto nos puede ayudar a aclararnos sobre: ¿qué te hace pensar que esta vez será diferente? ¿Tienes un plan de acción para hacer las cosas diferentes? ¿El cambio es por ambas partes, solo por la tuya o solo por la suya?

Una de las preguntas que nos solemos hacer en estos casos suele ser: ¿volver con nuestro ex puede funcionar? Y en este caso la respuesta es sí, pero siempre que hagamos los cambios oportunos. Al final de todo, por mucho que podamos decir los profesionales, cada uno y cada una va a vivir esta situación de una forma diferente. Al final la elección de volver es muy personal y a veces es necesario pasar por ello para poder recorrer ese camino y nuevo y ver qué hacer.

Nuestra recomendación en estos casos es que si decidís volver a recorrer este camino, lo hagáis con el deseo de un cambio real en esas cosas que os han alejado. Y poder realizar ese trabajo real con un profesional para que os acompañe en este camino y que ese trabajo se traduzca en cambios reales para no cometer los mismos errores una y otra vez. Queramos o no, las relaciones de pareja que no están funcionando bien no cambian solas o no mejoran con el paso del tiempo.

¿Qué opinas sobre dejar y volver con tu pareja una y otra vez? ¿Crees que funcionará? Déjanos un comentario y cuéntanos tu experiencia, ¡nos encantará leerte! 

Puedes leer más artículos similares a Dejar a tu pareja y volver (una y otra vez): ¿funcionará la relación?, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.