Fases que se atraviesan tras una ruptura de pareja: así es el duelo

Cómo es cada etapa del duelo para los miembros de la pareja

Fátima Gallardo
Fátima Gallardo Terapeuta de pareja

Estamos seguras de que no comenzaste tu relación de pareja pensando en que se terminaría, pero lo cierto es que en algunas ocasiones pasa y tenemos que aprender a vivir sin esa persona en nuestra vida y, a veces, con el corazón roto. Parece misión imposible, puedes llegar a sentir que todo tu mundo se derrumba... pero tranquila, ¡lo superarás! 

Por lo general, ponemos nuestras mayores esperanzas en el compromiso con nuestra pareja y de repente todo se rompe. A veces nos dejan y otras veces somos nosotras las que dejamos. Y a partir de ese momento llega la fase que desde la psicología es llamada duelo, un tiempo de despedida y cierre, tan difícil como necesario para recuperarte y curar las heridas del corazón. En Diario Femenino te contamos cómo son las fases que se atraviesan tras una ruptura de pareja para cada uno de sus miembros. ¡Empezamos! 

Qué es el duelo por una ruptura de pareja

¿Quién no ha vivido la pérdida de un amor adolescente o ha visto como lo ha sufrido algún amigo o amiga en el instituto? De repente nuestro amigo o amiga está triste o con rabia, pierde peso, se pone a llorar a la mínima y parece que su pensamiento es fatalista y negativo. Siempre escucha las mismas canciones tristes y parece que no le importa nada. Es una etapa universal el duelo.

La palabra duelo, proviene del latín dolus-dolor‖, es la respuesta a una pérdida o separación. En este caso, es la ruptura de nuestra relación de pareja. Es una respuesta normal, natural y sana. Lo que no sería natural es la ausencia de respuesta o de sentimiento. En el fondo es un proceso muy personal y único, que cada persona lo experimenta a su modo y manera. Sin embargo, produce ciertas reacciones comunes en prácticamente todos los seres humanos.

El duelo en la ruptura de pareja es muy similar a los duelos que sufrimos cuando fallece alguien, dado que consiste en asumir una pérdida de algo que se creía tener. Y no solo hacen referencia a fallecimientos o pérdidas de objetos, también son procesos que suceden cuando hay un cambio muy importante en nuestra vida, como es una migración a otro país o pérdidas laborales importantes.

¿En qué consiste el duelo por una ruptura sentimental?

El duelo por la ruptura de una relación amorosa tiene 5 fases muy definidas y, cuando una pareja rompe, ambos miembros pasan por este duelo y estas fases. Es verdad que seguramente uno de los dos, que por lo general es el que comienza con la idea de la ruptura, es quien empieza antes a transitar por este período de duelo y posiblemente vaya avanzando una etapa tras otra, mientras su pareja aún no conoce o espera este desenlace.

Cuando pasamos por estas 5 fases es importante saber algunas cosas, tanto si eres quien deja como si eres a quien han dejado, como por ejemplo que es posible que se intercambie el orden de las fases. Es decir, puede que el enfado venga antes que la tristeza o al revés. Incluso es posible repetir alguna de estas fases. Y, ¿sabes qué? todo esto sería normal, al igual que también es cierto que la duración de cada etapa varía en cada persona y en cada relación. Y sí,  al igual que en las películas, el duelo tiene su comienzo, su nudo y su desenlace.

Para superar un duelo de forma sana es muy importante ser capaces de detectar las emociones que vamos sintiendo en cada fase y no taparlas. A veces nos pasa que tras una ruptura tapamos el dolor saliendo con nuevas parejas con o sin compromiso, puede que salgamos de fiesta o consumas alcohol de más, solo para tapar el dolor que estas emociones nos están provocando.

Esta forma de tapar las emociones a la hora de afrontar el sentimiento que nos producen es lo que luego nos hace repetir relaciones y elegir el mismo tipo de parejas una y otra vez. Es decir, es como si al no afrontar lo que nos pasa, la vida nos lo pusiera delante una y otra vez, hasta que lo elaboramos de forma adecuada.

Las fases del duelo tras una ruptura de pareja (y lo que tienes que saber de cada etapa)

+ El shock o negación

No puedo creer que esto haya terminado. No puede ser verdad

Esta fase para la persona que deja se caracteriza por pensamientos de duda y de negación ante su idea de ruptura, de pensar si es realmente el fin o quizás hay otra oportunidad. Puede durar desde unas horas hasta tiempo ilimitado. En cambio, la persona dejada vive esta etapa más como un shock, pues aunque la relación pueda ir mal no es algo que esperamos o deseamos, seguramente ya llevaban un tiempo mal o no, depende, pero aun así parece que no nos lo terminamos de creer hasta que ocurre. Es un mecanismo de defensa que impide tomar conciencia del dolor que nos produce la ruptura.

+ La tristeza

Sin ti no soy nada. No quiero seguir adelante

Esta etapa se caracteriza por una sensación de indefensión, tristeza, abatimiento, que solemos acompañar de llanto en algunas ocasiones y alteración en nuestras rutinas como con la comida o con el sueño. Son momentos donde no parece que nos quedemos en nuestro mundo interior y no nos apetece tener contacto con nadie. Es una etapa que puede ser vivida por igual por la persona que deja y la dejada. En ambos casos son momentos de reflexión, de pensar en todo lo que se ha tenido y valorarlo.

+ El enfado o la ira

No te necesito para nada. Estoy mejor sin ti. Te odio

Es una etapa llena de dolor y rabia. Los humanos tenemos una tendencia a buscar culpables y en una ruptura es lo más común, sobre todo cuando nos damos cuenta de lo que hemos perdido. En este caso, al igual que en la tristeza, es una etapa que se atraviesa de forma similar tanto por la persona que deja como por la dejada. Todo va a depender de los motivos o las razones de la ruptura. No es una etapa que viva solo la persona dejada, muchas veces la persona que deja lo hace de una manera en la que se ha visto obligada o lo hace de una manera contraria a su voluntad y esto también la enfada. Es una etapa muy lógica para ambos roles.

+ La negociación

Te prometo que si me das otra oportunidad, cambiaré

Esta fase suele ser de las más breves, la verdad. Quizás sea una última propuesta o un último intento de volver. Quizás se la planteamos a nuestra pareja directamente o quizás solo nos la imaginemos y sea una simple ensoñación imaginando que pedimos volver a nuestra pareja y esta acepta o al revés. Que un día viene nuestra expareja a casa y nos ruega volver. A veces puede convertirse incluso en un pacto mágico para volver a la relación. Algo así como "si volviésemos a estar juntos yo nunca volvería a…"

+ La aceptación

Te agradezco por lo que hemos vivido juntos y me quedo con tu mejor recuerdo

Esta es la última etapa, donde aparece de nuevo la esperanza y las ganas de conocer a alguien y volvernos a enamorar. En este periodo se aprende a vivir con la situación que tenemos. Lo ideal en esta etapa es poder mirar a los ojos de nuestra expareja y sentir que no le deseamos mal.

La oportunidad para sanar tu corazón tras una ruptura de pareja

El duelo nos permite, por mucho que nos cueste verlo, una serie de aspectos que nos van a ayudar a madurar. Ya que, bien realizado el duelo, nos permite un aprendizaje de todo lo vivido. Y de esta manera no volver a repetir estas situaciones y tomar mejores elecciones para nosotros en nuestra vida.

No hay recetas mágicas que permitan aliviar el dolor, pero sí recursos que nos ayudan a vivir el proceso de forma consciente y permiten ir superando las distintas etapas, aliviando la aparición de posteriores comportamientos o relaciones que no nos convienen.

Nuestra recomendación antes un proceso de duelo es que seas consciente de la existencia de estas fases y de sus emociones. Permítete aceptar y reconocer cada una de estas etapas con sus emociones correspondientes y también date un espacio para poder sentirlas.

Las personas cuando estamos en un proceso de duelo sentimos muchas veces un desgarro ante lo ocurrido y es necesario saber que esto es algo normal e incluso es sano. Tienes que entender que no pasa nada malo y que esta sensación va a pasar. Lo importante es que puedas gestionarlas pudiendo expresarlas y recolocarlas de tal manera que no te causen dolor, sino que sea al revés: te ayuden a crecer y a sentirte mejor.

Este camino es único, cada persona necesita transitarlo a su manera y, por lo tanto, necesitamos ser respetuosos con los tiempos de otros y también de los nuestros, claro.

Quizás ahora te sientas triste, ves todos los días de color gris y no sabes cómo seguir adelante. Es normal. El proyecto de vida que habías diseñado se ha roto, pero lo que tienes que saber es que cuentas con la fuerza necesaria para seguir adelante, superar esta perdida y volver a sentirte plena. Seguro que si te permites vivir este duelo a conciencia, los días llenos de colores pronto volverán a formar parte de tu vida.

¿Alguna vez has vivido estas fases que se atraviesan tras una ruptura sentimental? ¿Qué opinas de cada etapa? ¡Te leemos en los comentarios! 

Puedes leer más artículos similares a Fases que se atraviesan tras una ruptura de pareja: así es el duelo, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.