Por qué no puedo enamorarme (si lo intento con todas mis ganas)

Razones por las que no consigues confiar en el amor

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Motivos por los que eres incapaz de enamorarte

Por extraño que pueda parecer a unos, hay personas que nunca se enamoran. Personas heridas, personas escépticas del amor o personas con otras prioridades que no se enamoran nunca. Es una opción como otra cualquiera que no nos preocupa porque no deja de ser una elección personal pero, ¿qué pasa con esas personas que lo intentan con todas las ganas y no consiguen enamorarse? Hemos encontrado los motivos por los que no pueden enamorarse

6 razones por las que no puedes enamorarte

No hace falta que sufras filofobia o miedo al amor para notar esa incapacidad de enamorarte. Advertimos que puede tratarse de algo temporal, sobre todo si descubres cuál es el motivo y trabajas para solucionarlo. Porque no te vas a rendir, ¿verdad? Si crees en el amor, persiste, porque algún día llegará el de verdad. Te contamos los motivos más frecuentes por los que no consigues enamorarte.

¿Por qué no puedes enamorarte? Estos son los motivos

1 Experiencias traumáticas en el amor

El motivo más habitual por el que algunas personas no se enamoran es por haber vivido alguna experiencia traumática en el amor. Una pareja tóxica deja heridas y cicatrices y ante la inminencia de un nuevo amor, tu mente te lleva de nuevo al infierno de tu anterior relación.

Según lo que hayas vivido puede que tengas que buscar ayuda. Protegerse frente a parejas poco saludables, comportamientos tóxicos o relaciones abusivas es saludable, pero tal vez te has puesto una armadura impenetrable.

2 Tu pareja anterior

Sin llegar a una experiencia traumática, a veces no te puedes enamorar porque no estás lista. Tú quieres vivir de nuevo las mariposas en el estómago y la ilusión de un nuevo amor, lo sabemos, pero tu interior sabe que no estás preparada porque aún no has superado tu ruptura o tu relación anterior.

Antes de embarcarte en una nueva pareja, tienes que pasar página. Si no lo haces, corres el riesgo de vivir una historia de amor intoxicada de pasado donde tu nueva pareja pagará los errores cometidos por ex. No es justo, ¿verdad? Apresúrate en cerrar el ciclo y tu corazón sabrá cuándo debe abrirse de nuevo.

3 Miedo al rechazo en el amor

Todos queremos ser aceptados y, por supuesto, amados. Si en tu vida eres insegura y te conduces con la necesidad de ser aceptada por los demás, es probable que tu miedo al rechazo te esté impidiendo encontrar el amor. ¿Te ocurre que te gusta alguien y cuando estáis a punto de dar un paso más, te echas atrás?

Generalmente el miedo al rechazo se produce por tener una baja autoestima, por lo que se puede trabajar y mejorar. Ganar en independencia y en seguridad en ti misma te hará caminar por la vida sin esa necesidad de aceptación y, por lo tanto, sin miedo al rechazo. Al fin y al cabo, ¿a quién no le han dicho que no alguna vez? Y no pasa nada.

4 El modelo familiar influye en cómo entiendes el amor

Muchas personas se han criado en un ambiente familiar poco saludable, con modelos de relación tóxica. Pasar la infancia con un modelo de ese tipo, con unos padres que no se amaban, con discusiones continuas o con faltas de respeto, puede hacer que no quieras pasar por esa misma experiencia.

Pero debes pensar que no todas las relaciones de pareja son iguales, que no todos los hombres son iguales y que eres tú la que construyes el amor que quieres. No tienes por qué repetir los patrones vividos en tu infancia, ya eres adulta y tú eliges cómo vivir el amor.

Las razones por las que eres incapaz de confiar en el amor

5 Perder el control

Llegamos a uno de los motivos más interesantes por los que no consigues enamorarte aunque quieras. En el fondo tienes miedo a perder el control porque el enamoramiento es incontrolable, ¿verdad? Es un huracán de emociones en las que a ti no te queda más remedio que dejarte llevar, no las controlas, no las manejas, no hay forma de gestionarlas.

Eso es lo maravilloso de enamorarse y, al mismo tiempo, lo peligroso. Pero el que no se arriesga no gana y sabes que esa falta de control es algo temporal. Ya habrá tiempo de tomar las riendas de tu vida sentimental, de momento déjate llevar por el torrente de emociones, quién sabe a dónde te llevará. 

6 Tu idea de relación de pareja

¿Y si tienes una idea equivocada de lo que es la relación de pareja? ¿Y si tienes un esquema bien definido de lo que implica estar en pareja y no te gusta demasiado? Sabes que los esquemas puedes cambiarlos, ¿verdad? Como también sabes que enamorarte no siempre te lleva a tener una relación.

Muchas personas siguen pensando que tener una pareja implica renunciar a muchas cosas, cuando no es así. Al menos no necesariamente. Son dos personas las que construyen una relación de pareja en base a sus necesidades, no tenéis por qué seguir el patrón general. Una pareja no te ata, no te quita libertad y no te hace renunciar a tu independencia. ¿Cómo lo ves ahora?

Qué debes hacer para volver a enamorarte 

Ya hemos encontrado algunos de los motivos por los que no te enamoras aunque lo intentes con todas las ganas. Ahora te toca a ti. ¿Qué crees que te ocurre? No te olvides de que tal vez no te enamoras sencillamente porque no has encontrado la persona adecuada. ¿Vendrá alguna vez? Esperamos que sí, pero mientras llega puedes intentar cambiar el chip y adoptar una actitud más abierta al amor. ¿Sabes cómo hacerlo?

Los pasos que debes dar para volver a enamorarte de alguien

+ No te obsesiones con que no puedes enamorarte. No centres tus preocupaciones en que quieres un amor y no lo consigues, porque de esta forma estás trasladando una gran cantidad de energía negativa en ese ámbito de tu vida. Sigue con tu vida, con tus proyectos vitales, con tus amigos, con tu familia, con tus viajes... Y deja de pensar en el amor. Está comprobado que siempre llega cuando menos te lo esperas.

+ Que no te obsesiones con el amor no quiere decir que te quedes de brazos cruzados esperando que llame a tu puerta. Amplía los límites de tu vida social, tal vez en tu entorno está todo el pescado vendido, pero el mundo está lleno de gente interesante. Incluso el Tinder y otras aplicaciones para ligar están llenas de gente interesante, ¿las has probado?

+ No, no tienes mala suerte en el amor. Dicen que una actitud positiva atrae a tu vida cosas positivas. ¿Por qué no lo intentas? ¿Qué pasaría si te dedicaras a fijarte en todo lo bueno que te rodea y no en lo que te falta? Por probar no pierdes nada.

+ El Universo no está conspirando para hacerte infeliz, tal vez solo está esperando el momento adecuado. Tal vez lo que el Universo quiere para ti es que en estos momentos aprendas a amarte a ti misma para que cuando llegue otra persona sepas cómo hacerlo, cómo amar y cómo dejarte amar.

+ Empieza de cero con tu visión del amor. Arrasa con tus propios prejuicios y estereotipos, olvídate de esa idea que tenías del hombre ideal porque desde que la creaste hasta ahora tú has cambiado, has evolucionado. Y lo que antes te servía, ahora se ha quedado obsoleto. Estás en un nuevo ciclo vital, entra en él con la página totalmente en blanco.

Si llevas mucho tiempo intentando enamorarte y no lo consigues, no te desesperes. Cambia el foco de atención en tu vida y revisa tus prioridades, seguro que encuentras algo que te haga más feliz incluso que el amor.