7 consejos para salir con un hombre adicto al gimnasio

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Te gusta, le gustas y empezáis a salir. Así es como empiezan todas las relaciones de pareja y son felices hasta que se descubren todos esos defectos o manías del otro. Si tu novio es adicto al gimnasio no habrás necesitado mucho tiempo para descubrir su adicción, pero sí vas a necesitar más tiempo para sobrevivir a esa relación.

Cómo sobrevivir a un hombre adicto al gimnasio

No tienes derecho a queja si eres de las que liga en el gimnasio y se encuentra con hombres vigoréxicos más pendiente de su masa muscular que de ti. Pero puede que hayas conocido a tu chico en otras circunstancias y el hecho de que sea adicto al gimnasio te cree algún problema. Te contamos cómo sobrevivir.

1 Tu adicción. La sabiduría popular recomienda que 'si no puedes con tu enemigo, únete a él', de lo que deducimos que la mejor solución es hacerte tú también adicta al gimnasio. Si no te motiva mucho la idea de pasarte horas cultivando tu cuerpo, contraataca.

2 Sofá. Tú tan de gimnasio y yo tan de sofá. Así son muchas parejas que sortean su incompatibilidad relativizando sus manías. Convencer a tu chico de que el sofá es su amigo no te resultará nada difícil si le muestras todo lo que se puede hacer en tan confortable mueble. Sí, estamos hablando de sexo.

3 Apoyo. Como eres una novia comprensiva y empática apoyas a tu chico en su adicción al gimnasio. Por eso puedes esperarle en el bar más cercano con unas cervezas y unas tapas mientras él trabaja su cuerpo. Tu cara de satisfacción hará que la próxima vez se lo piense dos veces.

4 Mente. Tu novio cultiva el cuerpo y tú cultivas la mente. Pensándolo bien formáis el equipo perfecto, siempre y cuando a ti no te importe su inactividad neuronal y a él no le importe ese michelín empeñado en mostrarse al mundo en todo su esplendor.

5 Mensajes subliminales. Coloca un libro en su bolsa de deporte. Cuando llegue al gimnasio se encontrará con semejante objeto y dudará entre abrirlo o buscarle una función deportiva. Los mensajes subliminales no funcionan a la primera, pero la duda está sembrada.

6 Modas. Está más de moda el running que ir al gimnasio y eso tu novio debe saberlo. Adquiere ropa de colores chillones para ir acorde al mundo de los runners y convence a tu novio para que por un solo día cambie el gimnasio por el parque. Tú puedes unirte a la carrera o animarle desde un banco.

7 Alternativas. Tal vez tu novio se ha hecho adicto al gimnasio porque no encuentra otra cosa mejor que hacer. Puede ser que le falten alternativas de ocio, así que anota unos cuantos divertidos planes en pareja para que se olvide de su gimnasio.

Puedes leer más artículos similares a 7 consejos para salir con un hombre adicto al gimnasio, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.