Trucos para quitarse un anillo atascado en el dedo

Estos métodos son infalibles para sacar un anillo atorado en el dedo

Tamara Sánchez

Trucos para quitarse un anillo atascado en el dedo

Si has engordado, estás embarazada o simplemente se te ha hinchado el dedo, es muy probable que si llevas un anillo puesto no puedas quitártelo. Incluso puede que seas de las personas que lleva un anillo y no se lo quita nunca. Sea cual sea tu caso, esta es una situación de lo más habitual que además puede llegar a ser muy molesta y dolorosa. Por eso, desde Diario Femenino te proporcionamos algunos trucos para quitarse un anillo atascado en el dedo. ¡Muy atenta!

Métodos infalibles para quitarse un anillo atascado en el dedo

Método general para quitarse un anillo atascado en el dedo

1 Sujeta el anillo atascado con los dedos índice y pulgar. Comienza a girar el anillo despacio y con suavidad hacia adelante y hacia atrás mientas lo sacas lentamente.

2 Intenta no hacer demasiada fuerza al sacar el anillo de tu dedo. Si haces demasiada fuerza, podrías conseguir el efecto contrario haciendo que tu dedo se hinche y que sea muchísimo más difícil quitar el anillo. 

Utilizar lubricante para quitarse un anillo atascado en el dedo

Trucos para quitarse un anillo atascado en el dedo

1 Para sacar un anillo atascado en tu dedo puedes emplear cualquier sustancia resbaladiza como por ejemplo vaselina, loción para las manos, mantequilla, acondicionador o champú para el pelo, aceite para bebé o simplemente agua y jabón. Asegúrate de que el producto que escojas no sea perjudicial ni te dañe la piel.

2 Mueve el anillo para que el lubricante penetre debajo de la joya. Gira el anillo alrededor de tu dedo una o dos veces y aplica más lubricante. Tira del anillo suavemente moviéndolo hacia adelante y hacia atrás hasta que consigas sacarlo de tu dedo.

Levantar el brazo, un buen método para quitarse un anillo

Si todavía no has conseguido sacar el anillo atascado de tu dedo con los dos métodos anteriores, prueba a levantar el brazo por encima de los hombros durante algunos minutos. Conseguirás que la sangre circule mejor y se reduzca la inflamación y la hinchazón en el dedo facilitando la extracción del anillo.

Utilizar el método del agua fría

Los anillos se suelen ajustar más a los dedos en los días calurosos que en los fríos. El frío facilita la extracción del anillo de tu dedo, por eso, para sacarlo, debes poner tu mano en agua fría (no helada) y dejarla sumergida durante algunos minutos. Atención: No debe dolerte la mano cuando la metas en el agua.

Emplear el método del hilo dental para sacar un anillo atascado del dedo

Trucos para quitarse un anillo atascado en el dedo

1 Pasa un extremo del hilo dental por debajo del anillo. Si lo necesitas, puedes utilizar una aguja para lograrlo. 

2 Envuelve el hilo dental alrededor de tu dedo hasta el nudillo. Aprieta el hilo dental con cuidado de no cortar la circulación o hacer que te duela el dedo. Desenrolla el hilo si ves que te aprieta demasiado.

3 Desenrolla el hilo dental desde la base de tu dedo. A medida que desenrolles el hilo dental desde la base de tu dedo, el anillo se irá moviendo hacia arriba hasta que finalmente consigas sacarlo. Si el anillo no sale completamente, puedes repetir los dos pasos anteriores desde la posición en la que se ha quedado el anillo.

Consejos una vez que te has quitado el anillo del dedo

Limpia el área donde estaba el anillo y cura bien las heridas y lesiones que puedas haberte provocado. No te pongas el anillo de nuevo hasta que ajustes su tamaño o hasta que desaparezca la hinchazón de tu dedo. 

Consejos para quitarse un anillo atascado en el dedo

Trucos para quitarse un anillo atascado en el dedo

+ Toma una ducha larga y fría o sal a la calle en el caso de que en el exterior haga frío con el fin de descender tu temperatura corporal. 

+ A medida que el anillo llegue hasta el nudillo, presiónalo contra la piel y aléjalo lo máximo que puedas del revés de la articulación. De esta forma podrás pasar el anillo más fácilmente sobre la superficie del nudillo.

+ Ten siempre el dedo ligeramente doblado con el objetivo de disminuir la acumulación de piel en el nudillo y, como consecuencia, hacer que este sea un poco más pequeño.

+ Si ya has intentado todos los métodos anteriores y aún así no has conseguido sacar el anillo de tu dedo, consigue una lima de metal y comienza a limar un costado del anillo. De esta forma crearás una abertura en el anillo y después podrás tirar de los extremos y sacarlo fácilmente aunque esto te puede llevar algo de tiempo.

+ No te preocupes ni te angusties si finalmente es necesario cortar el anillo. Reparar un anillo no es tan difícil, puedes pedir ayuda de un profesional.