Cómo maquillar los ojos hundidos

Andrea Collantes

Los ojos hundidos se caracterizan por tener la parte del parpado fijo más saliente que el resto del ojo, lo que da una sensación de hundimiento del mismo.

Gracias al maquillaje, podemos conseguir disimular este efecto haciendo que nuestra mirada luzca más abierta y bonita.

Como ya sabemos, el maquillaje con colores oscuros enmarcan y dan profundidad mientras que los claros iluminan y agrandan. Por ello, la premisa para disimular los ojos hundidos será intentar evitar tonos oscuros, especialmente en el párpado móvil.

Trucos para disimular los ojos hundidos

Antes de maquillar los ojos, utilizaremos una prebase con la que unificaremos el párpado y que hará que el maquillaje sea más duradero.

Con ayuda de una brochita, comenzaremos aplicando la sombra más clara sobre el parpado móvil dando así mayor luminosidad y sensación de volumen a esta zona. Utilizaremos también esta sombra clara bajo las cejas para levantar e iluminar la mirada.

Sobre el pliegue del ojo y el párpado fijo, usaremos un tono más oscuro que el que hemos utilizado anteriormente consiguiendo así que éste adquiera mayor profundidad.

Para delinear la raya, lo haremos sólo en la parte exterior de la línea de pestañas para alagar y abrir el ojo. El negro quizás puede ser muy oscuro con lo que un marrón siempre irá bien.

La máscara de pestañas abrirá nuestra mirada, hemos de procurar aplicar más cantidad en los extremos dejando la parte central más libre.

Para este tipo de ojos, las cejas juegan un papel importante. Debemos intentar que no sean demasiado angulosas ya que si lo son, el parpado se verá más grande y el ojo más hundido.