Cómo maquillar los ojos hundidos

Consejos y técnicas para lucir una mirada luminosa

Beatriz Martínez

¿Tú también tienes los ojos hundidos? Entonces seguramente que aún no hayas descubierto la mejor forma de maquillarlos. Como ya bien sabrás, los ojos hundidos tienen una características que los hacen especiales. ¿Cómo maquillar unos ojos hundidos para potenciar sus mejores rasgos y disimular aquellos que no lo son tanto? Muy sencillo, lee y sigue los consejos de la guía completa de make up que hemos preparado en Diario Femenino. ¡Tus ojos lucirán más bellos que nunca!

Ojos hundidos: ¿cómo acertar con el maquillaje? 

Los ojos hundidos se caracterizan por tener el hueso de la ceja más notable, es decir, la parte del párpado fijo está más saliente que el resto del ojo, lo que da una sensación de hundimiento del mismo. Entre las causas se encuentran la genética, el envejecimiento, una mala hidratación y una alimentación baja en vitaminas y minerales esenciales. Pero todo esto seguro que ya te lo sabes. ¿Nos dejamos de rodeos y vamos directamente a cómo maquillar unos ojos hundidos? ¡Empezamos!

Los ojos hundidos pueden ser igual de bellos que cualquier otro, es más, gracias a un correcto maquillaje, podemos conseguir disimular este efecto haciendo que la mirada luzca más abierta, bonita y, sobre todo, natural. La primera norma a tener en cuenta es que el maquillaje en colores oscuros enmarca y da profundidad al ojo mientras que los claros iluminan y agrandan. Por ello, la premisa para disimular los ojos hundidos será intentar evitar tonos oscuros, especialmente en el párpado móvil. Apuesta por colores claros en las sombras de ojos y en el colorete y tu mirada tendrá la apariencia de estar iluminada y proporcionada con el resto del rostro.

+ Usa siempre una prebase de maquillaje

Antes de maquillar los ojos hundidos, utilizaremos una prebase con la que unificaremos el párpado. Esto además hará que el maquillaje dure intacto de la mañana a la noche. Con ayuda de una brocha pequeña o de la yema de tus dedos aplica la prebase de maquillaje en los dos párpados. Una vez lo tengas listo espera unos instantes para que la piel lo absorba bien.

Has de saber que para dar la misma uniformidad a la piel del rostro es de gran ayuda usar una prebase de make up específica para la piel. Eso y escoger la base de maquillaje lo más parecida posible a color de piel de cada una. Solo teniendo una piel cuidada y bien maquillada podremos maquillar unos ojos hundidos a la perfección. Por cierto, si te has quedado sin prebase para el párpado echa mano del truquito de ponerte un poco de base de tu make up en dicha zona. ¡Funciona!

+ Sombras para ojos hundidos, ¿cuál elegir?

Volvamos al tema de la prebase en el párpado, ya te la has puesto y ya se ha absorbido. ¿Qué hay que hacer ahora? Pues poner una sombra de ojos en el párpado. Vale que vas a elegir un color u otro según sea la ocasión, por ejemplo, tonos mates para ir a la oficina, colores vibrantes con brillos incluidos para la noche, pero sí que es cierto que al tener unos ojos hundidos has de seguir una serie de normas. La primera, la que hemos visto antes, los colores claros son los más acertados para ti pues son los que dan mayor luminosidad y mayor sensación de volumen a esta zona. Utiliza también esa misma sombra de ojos en color claro bajo las cejas para levantar e iluminar tu mirada.

Aplica el tono que has elegido, por ejemplo, el beige, sobre el hueso de la ceja y el párpado móvil. Sobre el pliegue del ojo y el párpado fijo usaremos un tono un poquito más oscuro sin que llegue a serlo del todo, la clave está en que, gracia al contraste de la dos sombras, el ojo adquiere la profundidad justa que necesita para disimular el efecto de ojos hundidos.

+ Corrige tus ojeras

Si tienes los ojos hundidos probablemente también tengas ojeras, lo que hace que el ojo de más sensación de hundimiento. Para evitar esto, usa tu corrector de ojeras (un tono más claro que el de tu piel) en la primera mitad empezando desde el lagrimal. Aplica una pequeña cantidad y da ligeros toques con la yema de tus dedos para que penetre bien en la piel. Recuerda que el corrector se pone solo en esta primera mitad de la ojera, nunca en la segunda y, por supuesto, jamás de los jamases en las bolsas de ojos.

+ Traza la raya del ojo por la parte exterior

Para delinear la raya del ojo lo más acertado es hacerlo solo en la parte exterior de la línea de pestañas, el fin es alargar y abrir el ojo todo lo posible. El lápiz negro de toda la vida puede resultar muy oscuro para unos ojos hundidos, nuestro consejo personal es que lo cambies por un marrón tierra. ¡Verás que bonito te queda!

Has de saber que el lápiz de ojos blanco tiene mucho que decir en un maquillaje de ojos hundidos. Tanto es así que son muchas las que lo usan en la parte interior del ojo para lograr una mirada más luminosa.

+ Maquilla tus pestañas para vestir al ojo

En cuanto a la máscara de pestañas, recuerda que es básica para vestir al ojo. Aplica más cantidad en los extremos de las pestañas dejando que la parte central esté algo más libre. Ni que decir tiene que la máscara ha de ser de calidad para que no quede ningún grumo.

Si buscas el mejor maquillaje del mundo usa un lápiz iluminador solo en la línea de agua inferior. La luminosidad siempre es un punto clave a la hora de dar intensidad a unos ojos hundidos, con este sencillo truco de estilista los conseguirás a las mil maravillas.

+ Y para las cejas... Que siempre estén tupidas

Las cejas tienen el papel de enmarcar la mirada y de darle expresión, sobre todo en el caso de ojos hundidos que necesitan de un extra de intensidad. Perfila tus cejas de forma que no queden muy angulosos sino más bien rectas, será así que puedas aportar equilibrio a tu mirada. Maquilla con un lápiz marrón chocolate para que estén tupidas y no queden espacios en blanco. No cometas el error de marcar de más tus cejas. Esto podría hacer que tu mirada pese más y sea poco natural.

+ Escoge bien tu barra de labios

Una vez que ya tenemos nuestro maquillaje casi completo solo nos queda elegir el mejor labial. Al igual que ocurre con las sombras de ojos, el color de la barra de labios se ha de escoger según el estilo de cada una pero, en especial, de la situación en la que se vaya a lucir. Por darte unas breves ideas te diremos que los tonos suaves y cálidos con el rosa van perfectos para looks casual y de oficina. Para las noches puedes apostar por algo más potente pero siempre en tonos mate: rojo, burdeos, marrón... Son tonalidades que combinan bien con las sombras de ojos claras y que además dan un plus de naturalidad al rostro.

Los ojos hundidos han dejado de tener secretos para ti. Ahora, gracias a estos tips de belleza lucirán como siempre has querido.

Puedes leer más artículos similares a Cómo maquillar los ojos hundidos, en la categoría de Maquillaje en Diario Femenino.