Soy vaga y gorda, ¿puedo cambiar?

Alziur relata en primera persona cómo ha conseguido modificar su actitud

Lidia Nieto

   Soy vaga y gorda, ¿puedo cambiar?

 

"Siempre he sido una persona muy perezosa y hasta cierto punto vaga". Así con estas palabras empieza Alziur (@alziur) un relato en el que quiere contar su experiencia sobre cómo se ha convertido en una mujer constante, que pelea con uñas y dientes por lo que quiere y que ha hecho de la constancia casi una forma de vida. ¿Sus claves? "Además de la motivación, es muy importante encontrar algo con lo que te sientas bien y que te guste". 

Si yo he podido, tú también

"Yo no soy ni mejor ni peor que vosotros y lo he logrado. Yo toda la vida me he creído una vaga, una persona que dejaba las cosas a medias, pero ¿sabéis lo que pasaba? No es que fuese vaga, es que lo que hacía no me gustaba y no me motivaba. A esa conclusión llegué tras el paso de los años. Estudié economía y me empeñaba en leer libros sobre esta materia, en echar un vistazo casi todos los días a la seccion de economía de los grandes diarios, pero ¡no me atraía nada! Eso me hacía pensar que era una vaga, cuando lo que ocurría era que no me gustaba lo que hacía. No estaba tomando la dirección adecuada para dejar de ser una vaga".  

Somos vagos porque lo que hacemos no nos gusta lo suficiente

"Vaga y gorda porque empezaba dietas y luego las dejaba a medias o, al acabarlas, me ponía a comer un montón. Con el ejercicio me pasaba un poco lo mismo, de hecho estuve apuntada al gimnasio, pero iba tres días y luego lo dejaba. Siempre lo he dejado todo a medias y sin remordimientos, pero quizás por una característica de mi personalidad, mi positividad, yo continuaba proponiéndome cosas y pensando que algún día alguien vendría a solucionar mis problemas". 

De dónde vengo y lo que he conseguido ser hoy en día 

A día de hoy me siento orgullosa porque veo que he conseguido cosas, por ejemplo, cada vez me da menos pereza hacer ejercicio (me levanto a las 7 de la mañana) cuando antes era casi imposible (me sigue costando, pero lo hago). Y, la verdad, me siento muy feliz porque veo que era vaga porque estudiaba algo que no me gustaba y porque trababaja en un sitio que no me llenaba en absoluto. Uno tiene que encontrar algo que le motive. ¿Por qué la gente se pone a dieta en verano? Porque le gusta verse bien para ponerse el bikini".  

Haz que el cambio hacia tus objetivos sea agrable

"Para cambiar realmente de una manera a largo plazo, sostenible y para siempre tienes que marcarte un objetivo y hacer que el camino hacia ese objetivo sea algo agradable y que te haga disfrutar. En mi trabajo, tengo días mejores o peores (más bien todos mejores), pero como yo disfruto con lo que hago estoy feliz y sigo luchando y peleando para conseguir que todo dé sus frutos". Y Alziur termina con un mensaje que todos deberíamos grabarnos a fuego en la mente: "Todo tenemos potencial, solo debemos encontrar para qué valemos y que se nos da bien. Si potencias tus habilidades, puedes llegar mi lejos".  

 

Puedes leer más artículos similares a Soy vaga y gorda, ¿puedo cambiar?, en la categoría de Adelgazar en Diario Femenino.