5 pasos para tomar una decisión sin ansiedad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo evitar la ansiedad que produce tomar decisiones

Hay algo que pone a prueba nuestra ansiedad y es la toma de decisiones. Ante la perspectiva de tener que tomar una decisión, importante o no, las personas que padecen un trastorno de ansiedad, ven cómo su problema se agrava bloqueándolas hasta el punto de no poder decidir. Descubre cómo evitar la ansiedad que produce tomar decisiones.

La ansiedad de decidir

Tomar una decisión puede desencadenar un problema de ansiedad. Los nervios aparecen junto a la inseguridad. Porque la probabilidad de equivocarte está ahí, es real, comienza en el mismo momento en el que tienes la oportunidad de decidir. ¿Y qué pasa si te equivocas? A muchas personas les aterra la idea de cometer un error incluso en las situaciones más triviales.

La realidad es que un trastorno de ansiedad se puede ver agravado frente a una toma de decisiones y el resultado es un bloqueo mental que te paraliza. Al final, si puedes evitar tomar esa decisión, la evitas para no sufrir la ansiedad, con lo que el resultado es sufrir la frustración de la parálisis vital. En el "mejor" de los casos, si te aterra tomar una decisión, dejas que sean los demás quienes la tomen por ti.

Cómo tomar decisiones sin ansiedad

1 Evaluación. Es difícil mantener la cabeza fría si sufres de ansiedad, pero ante una toma de decisiones lo mejor es evaluar las posibles opciones. Lo mejor es anotarlas en un papel y revisarlas en los momentos de más calma.

2 Previsión. También conviene anotar las posibles consecuencias de tomar una decisión equivocada. Así podrás adelantarte a los problemas que puedan surgir a raíz de tu decisión.

3 Consejo. Siempre es conveniente pedir consejo a las personas más cercanas. Lo que no quiere decir que sean ellos los que decidan, sino que te presenten la situación y las posibilidades desde otro punto de vista.

4 Responsabilidad. Los nervios que sientes antes de tomar la decisión son producto del miedo a equivocarte. Debes tomar las riendas de tu vida, responsabilizarte de tus decisiones, para bien o para mal. No pasa nada si te equivocas, porque es algo natural.

5 Decide. Cuanto antes tomes la decisión, antes podrás librarte de la ansiedad que te angustia. Decide y actúa, con seguridad o sin ella, pero sabiendo que tomar decisiones forma parte inevitable de estar viva.