La ansiedad también provoca accidentes de tráfico

Los síntomas de la ansiedad afectan a la conducción

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Accidentes de tráfico provocados por la ansiedad

Sabemos que las consecuencias de la ansiedad pueden llegar a ser mortales. Los trastornos de ansiedad se encuentran detrás de infinidad de dolencias y problemas de salud, pero también se presentan como la causa de un problema que quita la vida a muchas personas: los accidentes de tráfico. La ansiedad como causa de accidente.

La ansiedad y el riesgo de accidentes de tráfico

Cada vez más gente padece algún trastorno de ansiedad y eso afecta a la seguridad en carretera. Muchos de los accidentes de tráfico son provocados por algún fallo humano, algún despiste o alguna distracción producida por un problema de ansiedad. Si ya sabíamos que algunos medicamentos para la ansiedad pueden perjudicar al conductor, ahora debemos ser conscientes de que ciertos estados emocionales pueden provocar un accidente de tráfico.

Problemas emocionales de todo tipo, desde la muerte de un familiar hasta una ruptura sentimental, pasando por preocupaciones económicas o laborales se encuentran detrás de muchos accidentes de tráfico que pueden ser mortales. Conducir nerviosa, alterada, con una crisis de llanto o con la cabeza a punto de estallar por las preocupaciones disminuye la concentración al volante hasta el punto de incrementar el riesgo de accidente.

Prevenir los accidentes de tráfico por ansiedad

La pregunta que nos hacemos es: ¿se puede prevenir un accidente provocado por la ansiedad? Muchas personas no tienen más opción que la del coche para realizar sus desplazamientos y resulta difícil convencerles de que no cojan el coche cuando están alteradas o presas del pánico. Lógicamente lo ideal es que si la ansiedad aprieta, el coche se quede en el garaje. Pero no siempre es posible.

Para evitar este tipo de accidentes sería necesaria una preparación previa con técnicas de relajación que el conductor realice momentos antes de subirse al coche. Conducir concentrado en la carretera también se puede lograr con la técnica de Mindfulness, capaz de centrarte en el aquí y el ahora, en este preciso momento en el que solo existe la carretera y nada más.