Reacciones por ansiedad: trastornos del comportamiento

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Siempre andamos buscando una explicación a nuestro comportamiento y al de los demás. Actitudes que no entendemos, reacciones inexplicables o respuestas que no podíamos imaginar son el resultado de un trastorno como el de la ansiedad. No queremos justificar todos aquellos comportamientos que constituyen una falta de respeto hacia los demás, pero sí darles un motivo.

Unas reacciones que se observan tanto en el plano físico como en el psicológico y que muchas veces se confunden con los propios síntomas de la ansiedad. Evitar las reacciones de la ansiedad requiere un tratamiento como la terapia cognitiva y mucha reflexión. Pero antes de combatir estos problemas, necesitamos identificarlos. Te contamos las reacciones por ansiedad.

Las reacciones por ansiedad más visibles

Una de las reacciones por ansiedad que más nos preocupan, por lo que supone en nuestra relación con los demás, es la ira, la irritabilidad que puede llegar incluso a la agresividad. El trastorno de ansiedad se identifica con un nerviosismo constante que lógicamente produce una gran irritación. Es, sobre todo, la incomprensión de nuestro estado por parte de los demás y de nosotras mismas lo que nos hace comportarnos de forma agresiva.

También son muy evidentes los comportamientos obsesivos y compulsivos. Se trata de necesidades que crea el trastorno de ansiedad y que pueden interferir en nuestra vida diaria. Actitudes como rascarse o frotarse alguna parte del cuerpo, lavarse las manos continuamente o comprobar una y otra vez si hemos cerrado la puerta o apagado alguna luz son las reacciones más frecuentes.

Con los nervios a flor de piel, cualquier circunstancia o incluso conversación puede provocarnos el llanto. Y es que el trastorno de ansiedad está muy relacionado con la angustia y el miedo. La impotencia de echarnos a llorar por cualquier motivo y en cualquier momento suele generar también mucha inseguridad.

Reacciones por ansiedad que no se ven

Pero la ansiedad provoca también reacciones en nuestro comportamiento, en nuestra forma de actuar, que son menos evidentes, que no se aprecian a simple vista y que los demás no siempre pueden detectar. No referimos a esa actitud temerosa en la que nos encontramos tras un periodo prolongado de ansiedad.

El temor y la inseguridad pueden llegar a paralizarnos, a impedirnos tomar cualquier decisión, por lo que nuestra vida se llena de pasividad. Una pasividad a nivel interior de no atrevernos a dar ningún paso que contrasta con la hiperactividad que se observa a nivel físico. También es muy característico de la ansiedad la falta de concentración, con todos nuestros pensamientos distorsionados y fluyendo sin orden en nuestra mente.

Otras reacciones por ansiedad forman parte del proceso mismo del trastorno de ansiedad. Las crisis de ansiedad, los ataques de pánico o las fobias, que pueden ser tan contradictorias como la agorafobia y la claustrofobia, son algunas de las reacciones por ansiedad a tener en cuenta y que necesitan un tratamiento lo antes posible.

Puedes leer más artículos similares a Reacciones por ansiedad: trastornos del comportamiento, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.