Cómo evitar la falta de concentración producida por la depresión

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

En casi todos los casos de depresión se evidencia una clara falta de concentración. Algo que también está relacionado con la pérdida de interés, con la desilusión, con el cansancio y con el insomnio, todos ellos también síntomas de depresión.

Pero la falta de concentración es un problema que muchos consideran menor y que en realidad, sus efectos negativos pueden encontrarse en todos los ámbitos de la vida. Problemas laborales, malas relaciones familiares, desinterés por la pareja o la imposibilidad de centrarse en lo que uno está haciendo son solo algunas de las consecuencias de esta falta de concentración producida por la depresión.

Los efectos de la falta de concentración en la depresión

Una de las primeras cosas que notas cuando estás deprimida es la falta de concentración. Tu foco de atención se centra en tu malestar, te sientes tristes, te sientes cansada, sin ganas de hacer nada, te sientes mal. Y eso te impide centrar tu atención en otras cosas.

Esa falta de atención durante una depresión puede venir motivada por el insomnio. Si no duermes o duermes mal, es posible que a la mañana siguiente no puedas prestar atención a lo que estás haciendo. Por otra parte, si has perdido la ilusión por todo, si no tienes ganas de nada, lo más seguro es que no puedas centrar tu atención en nada.

La falta de atención, lógicamente empeora la apatía. Ya que no puedes concentrarte en nada, lo mejor es dejarlo todo para otro momento en el que puedas prestar más atención. Pero ese momento no va a llegar si no te pones en tratamiento. Ni que decir tiene que la cantidad de problemas laborales que te pueden surgir por esta falta de concentración, puede ser el motor que te empuje hacia el médico y hacia el diagnóstico de tu depresión.

Consejos para evitar la falta de concentración

Entre los muchos consejos que se ofrecen en los libros de autoayuda para superar la depresión está el de buscarte un hobby que te mantenga ocupada e ilusionada. Algo que es muy difícil si no puedes mantener tu atención en lo que estás haciendo. Por eso, la falta de concentración puede ser un obstáculo en el tratamiento para la depresión.

En cualquier caso, antes de buscar un hobby que no sea capaz de llenar tus horas porque eres incapaz de concentrarte, lo mejor es eliminar esa bruma mental que te impide centrarte en nada que no sea tu enfermedad. Una de las mejores formas de despejar la mente y poder recuperar un tanto nuestra capacidad para manejarla es la meditación.

También puedes probar a introducir en tu dieta todos esos alimentos para la mente que favorecen la concentración. Y ten en cuenta que cuando los antiguos decían mens sana in corpore sano, lo hacían desde el convencimiento de que el ejercicio físico despeja y reactiva la mente, algo que vas a necesitar no solo para recuperar la concentración, sino también para superar la depresión.

Puedes leer más artículos similares a Cómo evitar la falta de concentración producida por la depresión, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.